æscaron;ltima

Los multimillonarios de EE UU compran periódicos por prestigio

Jack Welch, el inversor Eli Broad y el magnate Ron Bulke están interesados en diarios locales

Los multimillonarios de EE UU en busca de su próximo trofeo tienen los ojos puestos en la prensa escrita local. El magnate de alimentación Ron Burkle, el inversor Eli Broad y el ex presidente de American International Group Maurice R. Greenberg son algunos de los interesados en Tribune, la segunda editora de diarios de EE UU, propietaria del Los Angeles Times y el Chicago Tribune.

'Los periódicos son el equipo de béisbol del momento', dice John Walter, un ex director gerente del Atlanta Journal-Constitution. 'Estas personas piensan 'Podríamos ser líderes cívicos y ganar mucho dinero'''. Los tres mencionados no son los únicos que consideran entrar en el mundo de la prensa: el magnate del sector de la música David Geffen ha dicho que podría hacer una oferta por el Los Angeles Times y el ex jefe ejecutivo de General Electric, Jack Welch, dijo que le gustaría comprar el Boston Globe, propiedad del New York Times.

Los beneficios de los periódicos están bajando con la caída de los ingresos por ventas y anuncios. Los márgenes de ganancia serán del 18% este año, según Morton Research, cuando fueron del 22% en la década de los noventa. Tribune, con sede en Chicago, dijo el mes pasado que las ventas de anuncios tuvieron su máxima caída en el trimestre más reciente. El jefe ejecutivo de la empresa, Dennis FitzSimons, convocó ofertas presionado por su mayor grupo de accionistas, la familia Chandler, para hacer subir el valor de las acciones.

'Existe la sensación de que los propietarios corporativos distantes están sólo interesados en lo básico', explica Stephen Burgard, profesor adjunto de periodismo en la Northeastern University de Boston. 'Hay quien piensa que con un propietario individual local arreglamos el problema'.

Al menos seis partes están interesadas en todo o una parte del Tribune, según fuentes cercanas a la empresa. Burkle, socio gerente de Yucaipa, una firma de adquisiciones en Los Ángeles, y Broad, un filántropo de Los Ángeles y ex presidente de AIG SunAmerica, presentaron una oferta conjunta. 'El negocio de los periódicos no es bueno a juzgar por todo lo que he visto'', explica Broad. 'Mi inversión sería cívica más que una en la que esperaría un crecimiento significativo''.

Si bien el crecimiento es lento ahora, los compradores pueden intuir una oportunidad para hacer dinero. 'Los cambios en la tecnología han sido tan rápidos que están forzando a todos los sectores, entre ellos los diarios, a tomar una perspectiva distinta'', dice John Kimball, director de mercadeo de la Newspaper Association of America, una organización que agrupa a diarios estadounidenses. 'Es un negocio en transición y una visión nueva siempre vale la pena''.

La propiedad de periódicos puede traer el mismo prestigio antes asociado con la compra de un equipo deportivo. Los compradores también pueden querer convertirse en directores de diarios para usarlos de plataformas o para tener acceso a políticos, opina Stephen Burgard, profesor adjunto de periodismo en la Northeastern University, en Boston. 'Uno nunca está seguro de qué pasará con los propietarios locales ricos, y la verdadera pregunta es si tan sólo quieren un entretenimiento o juguete', agrega.