Parques temáticos

Isla Mágica solicita más ayuda pública antes de su venta

Isla Mágica, al igual que otros parques, está nuevamente en lucha por garantizar su viabilidad y cerrar definitivamente un acuerdo de venta. Tras la importante quita que le permitió superar la suspensión de pagos, el parque temático de Sevilla exige ahora nuevas concesiones de la Junta otra vez bajo la amenaza del cierre. Tras ver como la Consejería de Obras Pública recortaba en un 20% la recalificación de suelos en la que se basa la futura rentabilidad, la empresa ha elaborado otro plan de viabilidad en el que exige a la Consejería de Economía y Hacienda que amplíe la concesión de los terrenos hasta 2056 para amortizar los más de 100 millones de euros que serán necesarios para construir oficinas, restaurantes y hoteles en los suelos recalificados, más de 50.000 metros cuadrados. Además, pide que se suspenda a partir del próximo año el pago del canon de 800.000 euros por el uso de los terrenos.

Isla Mágica, que entre otras deudas recientes debe devolver más de 4 millones de euros en concepto de ayudas públicas no justificadas, alega que no puede hacer frente a todos estos pagos y advierte, según el citado informe de viabilidad, que podría verse obligada a cerrar sus puertas en 2009.

Mientras estos escollos se resuelven, empresas que han mostrado su interés en comprar Isla Mágica, como Parques Reunidos, Aspro Ocio o Aqualandia, se mantienen a la espera de buenas noticias.

La temporada que cerró el parque sevillano a primeros de mes ha culminado con más de 900.000 visitas, un 12% más que el pasado año. El dato se traduce en una facturación de 18 millones de euros y unos beneficios operativos de unos dos millones de euros. Con estas cifras y según las previsiones realizadas por la dirección del recinto, Isla Mágica sólo perdería en este ejercicio 1,4 millones de euros un 44,1% menos que la temporada pasada y casi cuatro veces menos que en 2003. Sin embargo, según el plan presentado a la Junta de Andalucía, los números rojos podrían dispararse hasta los 20 millones de euros si no se adoptan las medidas exigidas.

Culminar la operación antes de la fusión

Las cajas de Sevilla El Monte y San Fernando, los dos primeros accionistas de Isla Mágica, esperan resolver la patata caliente de Isla Mágica antes de culminar su proceso de fusión, que será aprobado en asamblea a finales de este mes. En lo que queda de año, las entidades, que asumieron en solitario la ampliación de capital de 14 millones de euros necesaria para superar la suspensión de pagos, quieren cerrar un acuerdo de venta y lograr que la Junta de Andalucía acceda a ampliar la concesión y suprimir el canon de alquiler. Presiona en esta dirección el Ayuntamiento de Sevilla, que pone el acento en los 50 millones de euros que el recinto deja en la ciudad cada año en forma de turismo. También pesan los 700 empleos que sostiene el parque y la cercanía de las elecciones municipales en mayo del año que viene.