Telecomunicaciones

Euskaltel invierte 10 millones para disputarse con Orange 400.000 clientes de móvil

Euskaltel estrenó ayer su nueva imagen corporativa para reforzarse en la guerra comercial contra Amena, que en la práctica supone luchar uno a uno por los 400.000 clientes de un servicio que comparten hasta el próximo 31 de enero

Euskaltel ha sido el primero en presentar su campaña en esta guerra comercial sin precedentes en el sector de telefonía móvil. Pero Alberto García Erauzkin, el consejero director general de la operadora vasca, reconoció ayer que empezaron a planificar las acciones en septiembre pasado, cuando anunciaron su ruptura con Orange y la nueva alianza con Vodafone, que realizará la futura cobertura de su servicio a los celulares.

La nueva imagen corporativa de Euskaltel quiere destacar la identidad vasca de una compañía que nació en 1997 en Euskadi y para atender en exclusiva a este mercado, aunque ahora es un operador móvil virtual que puede buscar clientes en toda España. Este desembarco tendrá que esperar a que solucione su enfrentamiento con la filial de France Télécom, según comentaron ayer sus responsables.

Fecha límite

La empresa de Derio (Vizcaya) invertirá 10 millones de euros hasta el próximo 31 de enero, fecha límite marcada por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) para que Orange siga prestando la cobertura de servicio a los móviles que ambos comparten. Con ese presupuesto, casi un millar de personas se dedicarán en estos tres meses y en exclusiva a luchar uno a uno por esos 400.000 usuarios, 'porque no vamos a renunciar a ningún cliente', según García Erauzkin.

La estrategia de Euskaltel incluye el envío de cartas a ese colectivo, y en cada caso se organizarán citas personales para quitarles del móvil su actual tarjeta SIM y reponerles la nueva, sin perder sus datos. Un esfuerzo gigantesco para el que la empresa dice estar preparada. 'Cada minuto y medio activamos a un usuario del segmento doméstico y cada diez minutos a una empresa. Tenemos ese conocimiento previo'. Este plan de diez millones repercutirá en el balance de 2007. En 2006, Euskaltel prevé ganar más de 30 millones (casi un 24% más), según los cálculos del consejero director general.

La compañía vasca ya cuenta con su propio rango de numeración, después de que la CMT le adjudicara en octubre pasado las series 688 y 686. De todas formas, esos 400.000 clientes de Euskaltel-Orange tienen derecho a mantener su actual número, independientemente del operador que elijan.

Con este escenario, los responsables de Euskaltel manifestaron que darán las primeras altas de su nuevo servicio con Vodafone a partir de mediados del mes próximo, en base a que en la última semana de este noviembre cerrarán las citas personales con los usuarios.

En la práctica, la guerra comercial ha empezado hace semanas, porque ambas operadoras ya ofrecen teléfonos gratis. La presión aumenta con la cercanía de la Campaña de Navidad, donde este sector concentra gran parte de las ventas del año.

'Somos más naranjas y más vascos que nunca'

El factor local tiene mucha importancia en la estrategia de Euskaltel contra Orange en telefonía móvil. García Erauzkin lo expresó gráficamente: 'Somos más naranjas que nunca y más vascos que nunca'. La nueva imagen corporativa está basada en la letra k, la más asociada a la cultura vasca y a la lengua propia, el euskera. La operadora quiere aprovechar al máximo su carácter local, 'como empresa que nació en 1997 para servir a su sociedad', según manifestó ayer José Antonio Ardanza, presidente de Euskaltel y uno de los tres lendakaris del País Vasco desde la vuelta de la democracia a España. Asimismo, 'el naranja es un color al que no renunciamos', según el consejero director general, que tampoco va a dejar este margen a su rival comercial, ya que la filial de France Télécom comparte la misma tonalidad corporativa. Desde luego, con la esperada guerra de ofertas, a los usuarios de móvil les espera un auténtico baño naranja.