Competencia

Bélgica utiliza su baja fiscalidad para atraer inversión empresarial

La competencia entre países, regiones y ciudades por atraer inversión extranjera es cada día más intensa en la Europa de los Veinticinco. Bélgica es desde hace varios años uno de los Estados con más actividad en este campo, y especialmente su región de Bruselas.

Hace años introdujo en su sistema fiscal una modalidad de incentivos para los denominados Centros de Coordinación, figura que trató de imitar en España la Hacienda Foral de Vizcaya.

El generoso tratamiento fiscal que Bélgica concedía a estos centros, pensados especialmente para las multinacionales, fue deslegitimado por discriminar a las empresas del país.

El Estado belga decidió entonces introducir un profundo cambio en el impuesto de sociedades, que será aplicado por vez primera en los resultados del ejercicio de este año, y que convierte a Bruselas en la ciudad europea con fiscalidad más generosa para empresas.

El grueso de la reforma consiste en las deducciones al coste del capital, para lo que se ha tomado como base el tipo de interés de la media de la deuda pública en la UE. De tal suerte que la tarifa real pagada sobre el capital invertido pasará del 23,5% el año pasado a -4,4% éste, todo ello gracias a las deducciones por la amortización, los gastos financieros y el coste de manejar las existencias. Se calcula que el impuesto de sociedades no superará así el 20%

Ariane Leonard, consejera económica y comercial de la Región de Bruselas en Madrid, considera que de esta forma se reduce la discriminación en el tratamiento fiscal que recibe la inversión financiada con deuda o recursos propios, además de estimular la capitalización de las empresas y permitir afianzar el mundo empresarial en Bélgica, al hacer atractivo el país para los inversores extranjeros. Leonard subraya que uno de los elementos clave de la reforma es la seguridad jurídica que se da a los inversores ya que se le concede un carácter vinculante a las promesas fiscales que se les concede a priori. Dos meses después de la presentación del proyecto las autoridades determinan el coste fiscal que soportará el negocio.

Bruselas se luce en Madrid el martes

La capital da pasos para difundir sus cualidades, bilingüismo, accesibilidad a otros mercados europeos, capitalidad, alojamiento económico, etc.

El próximo martes organiza un acto en el Hotel Palace de Madrid, en el que, además de un seminario sobre los incentivos fiscales, habrá también un encuentro de 26 empresas bruselenses del sector hotelero y turístico, con sus colegas españoles. Igualmente acudirán representantes del mundo de la Cultura.

Durante dos días se desarrollará una misión comercial para fomentar el asociacionismo entre empresarios de ambos países.