Tabacaleras

Philip Morris no quiere que el cine muestre sus cigarrillos

La división norteamericana de la tabacalera Philip Morris quiere eliminar el consumo de sus cigarrillos de las pantallas cinematográficas. La compañía ha hecho un llamamiento a la industria del cine estadounidense para que 'voluntariamente' deje de utilizar sus productos e imágenes de marca en sus producciones. Además, la filial de Altria pretende que se 'reduzcan o eliminen' las escenas de fumadores en aquellas producciones destinadas al público más joven.

'Las películas tienen el poder de divertir, deleitar, enseñar e inspirar', señalaba la vicepresidente de la división para la prevención del tabaquismo entre los jóvenes de Philip Morris, Jennifer Hunter. 'Sin embargo, algunos estudios demuestran que también pueden influir en los niños en su decisión de fumar', asegura Hunter a través de un comunicado.

La tabacalera reconoce que no quiere que sus productos estén presentes ni en el cine ni en programas de televisión. Además, señala que desde 1990 la política de la compañía se ha basado en el rechazo de cualquier petición para permitir la colocación de sus marcas en producciones destinadas a audiencias generalistas.

Para conseguir que sus cigarrillos no sean utilizados en el denominado product placement, Philip Morris ha lanzado una campaña publicitaria. æpermil;sta consta de dos modalidades diferentes. En una de ellas, la tabacalera incluye como lema el mensaje 'las películas deben inspirar a los niños para ser héroes, no fumadores'. Además, señala que 'los niños no deberían fumar y que 'productores, directores y actores', están 'en una posición única' para eliminar las escenas de fumadores en las películas destinadas a los jóvenes. 'Tú tienes el poder de prevenir el tabaquismo entre los jóvenes', sólo por perder una pequeña parte del atrezzo. En el otro anuncio, la compañía señala que no paga ni aboga por la utilización de sus marcas.

Mientras, en España, la filial internacional de Philip Morris firmó ayer en Mérida un acuerdo con el Ministerio de Agricultura por el que se compromete a adquirir tabaco español de la variedad Virginia procedente de la cosecha 2006. Además, la tabacalera está dispuesta a negociar nuevos compromisos de compra de las cosechas 2007, 2008 y 2009.