Gobierno

Sanidad acusa a Burger King de incumplir los acuerdos de la industria contra la obesidad

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha denunciado a Burger King por incumplir la estrategia NAOS, es decir, los compromisos adoptados por la industria agroalimentaria para luchar contra la obesidad. Burger King ha lanzado una campaña de publicidad para promocionar su hamburguesa gigante XXL.

El Ministerio de Sanidad ha denunciado que la campaña publicitaria 'XXL' de Burger King no cumple los acuerdos de la Estrategia NAOS. En estos acuerdos se contenía el compromiso expreso de no incentivar el consumo de raciones gigantes como una de las medidas para luchar contra la obesidad, especialmente entre niños y jóvenes.

Según Sanidad, una hamburguesa XXL Burger King aporta un valor calórico medio de 971 kilocalorías por unidad, lo que equivale a una ingesta de 25 gramos de grasa saturada por hamburguesa. Esta cantidad supera las recomendaciones internacionales de grasa saturada permitida 'que no debe representar más del 10% de la grasa total rebajándose al 7% en personas con obesidad o enfermedad cardiovascular o metabólica', según Sanidad. En este tipo de productos que ahora está promocionando la cadena de hamburgueserías se ha detectado también un pequeño pero significativo aporte de grasas 'trans' (1,31 g.), o grasas hidrogenadas, que son las más tóxicas y peligrosas para la salud.

En un comunicado emitido ayer, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), dependiente de Sanidad y Consumo, ha requerido a Burger King desde el pasado 8 de noviembre y en repetidas ocasiones que interrumpa su última campaña publicitaria, centrada en la promoción del consumo de hamburguesas muy grandes, bajo el lema 'XXL'.

La compañía respondió ayer a las denuncias lanzadas desde la Administración a través de un comunicado en el que explica que con esta campaña Burger King está, 'simplemente, promocionando una línea de hamburguesas que han formado parte de nuestro menú los últimos años'.

La cadena de comida rápida no rebatió los argumentos de Sanidad ni aportó datos técnicos relevantes, pero sí quiso remarcar que trabaja 'para reducir los riesgos de las enfermedades generadas por una dieta inadecuada y para promover una alimentación variada y equilibrada que beneficie la salud de la población, favoreciendo su accesibilidad y la información sobre los mismos'.

Reconoce que su filosofía se resume en la frase Como tú quieras, 'en la que los gustos e intereses de nuestros clientes priman por encima de todo. De manera que tiene la posibilidad de elegir un Whopper o una ensalada, de añadir o quitar ingredientes a las hamburguesas y nosotros confiamos en el criterio de nuestros clientes'.

La empresa también asegura que en sus menús ofrecen alimentos que pueden encuadrarse en todos los grupos de la pirámide de alimentación. 'Nuestra carne de hamburguesas es 100% carne de vacuno y contienen verduras y/o hortalizas como lechuga, cebolla, tomate y pepinillo.'

El debate de la publicidad dirigida a los niños

El comisario europeo de Sanidad, Markos Kyprianou, defendió ayer la autorregulación publicitaria de la comida rápida, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales abogan por endurecer las normas para la publicidad dirigida a niños y adolescentes, informa Reuters.

Algunos estudios pronostican que la obesidad podría afectar a uno de cada 10 niños en Europa y Asia Central hacia 2010.

Los ministros de sanidad y otros altos funcionarios de aproximadamente 50 países europeos se encuentran en Turquía para preparar directrices para luchar la obesidad. En este contexto, el comisario Kyprianou dijo que él prefirió dejar a las empresas regularse al mismo tiempo que anima a la industria a adoptar compromisos concretos.