Descenso

España pierde más competitividad en el tercer trimestre de 2006

España sigue perdiendo competitividad frente a las economías desarrolladas. Así lo confirma el índice de tendencia de competitividad, que publica cada tres meses Industria, en el que se refleja que la competitividad del sector exterior español se ha deteriorado tanto en precios como en exportaciones.

Así, el índice de tendencia de competitividad respecto a los precios sufrió un descenso en tasa interanual del 1,5% con respecto a los países de la zona euro. Esta caída se debe, según Industria, exclusivamente por la mayor inflación de la economía española respecto a los países con los que comparte moneda. La caída de competitividad es menor si se compara con los quince países de la UE (1,4%) y mayor si se hace con los países de la OCDE (1,9%).

Balanza de pagos

En el caso de las exportaciones, el índice, correspondiente al segundo trimestre, ha caído un 1% frente a los países de la zona euro, mientras que frente al conjunto de los países de la OCDE se deterioró un 1,1% en tasa interanual.

Otro dato que viene a corro borar esta tendencia es el empeoramiento de la balanza de pagos, que mide los intercambios de mercancías, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior, que alcanzó un nuevo récord negativo, al alcanzar los 57.979,2 millones de euros en los ocho primeros meses del año, lo que supone un 30,7% más que en el mismo periodo de 2005. Este hito se ha alcanzado por el incremento del déficit comercial, la disminución del superávit de servicios y, en menor medida, al mayor déficit de rentas y de transferencias corrientes.