Dirección

Dimiten los dos primeros ejecutivos de Benetton pese a elevar el beneficio un 6,5%

El consejero delegado y el director financiero de Benetton, Silvano Cassano y Francesco Facchini, respectivamente, presentaron ayer su dimisión, justo el mismo día en que la compañía italiana presentó sus resultados y cuando el hijo del fundador, Alessandro Benetton (de 42 años) se prepara para suceder a su padre, Luciano, al frente de la compañía.

Según el grupo textil, 'Cassano, que ha llevado a cabo hasta su conclusión la fase trienal de racionalización y reorganización prevista en su mandato, seguirá formando parte del consejo de administración en calidad de miembro'. El nombre del nuevo consejero delegado, que se encargará del desarrollo de los mercados exteriores, se conocerá en breve. En cuanto a las funciones de Facchini, 'han sido atribuidas a la estructura directiva'.

Benetton ha logrado durante los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 94 millones de euros, un 6,5% más que en el mismo periodo de 2005. Los ingresos consolidados crecieron un 6,5%, hasta los 1.372 millones de euros, mientras el resultado operativo bajó un 0,2%, para situarse en 137 millones.

El consejo de administración aprobó una nueva inversión industrial de 70 millones de euros, de los que 50 se destinarán a ampliar y potenciar el centro logístico italiano y el resto, a la plataforma productiva de Túnez.