Fiscalidad

Hacienda descarta crear un 'impuesto verde' específico

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, afirmó ayer que el Gobierno adaptará los impuestos ya existentes para dar una 'estructura más coherente' a los objetivos de la política medioambiental estatal. Ocaña hizo estas declaraciones tras el encuentro que mantuvo con el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, en el que trataron sobre los proyectos destinados a Asturias que se incluirán en los Presupuestos Generales del Estado de 2007.

Ocaña aclaró que se no va a introducir un impuesto medioambiental nuevo y, en este sentido, aseguró que el Ejecutivo central va a ser muy 'prudente' para evitar 'dar sorpresas' tanto a empresas como a particulares. No obstante, existen otras figuras tributarias a las que se podrá recurrir como las tasas municipales y autonómicas existentes o recargos sobre los impuestos estatales (sociedades e IRPF).

Por otro lado, se refirió a la reforma fiscal que acaba de aprobarse en el Congreso (entrará en vigor en enero) y aseguró que el Gobierno ha tenido 'especial cuidado' en que no haya perjudicados con los cambios.

Preguntado por el debate abierto en algunas comunidades sobre la conveniencia o no de suprimir el impuesto de sucesiones, señaló que 'no es aceptable ni coherente que un mismo gobierno regional baje impuestos y, a la vez, reclame más recursos' a la Administración central.

'Creemos que la autonomía financiera de las comunidades es una buena idea para que puedan incrementar sus impuestos, pero hay que hacerlo de una forma responsable y coherente', recalcó.

Presupuestos

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, se mostró ayer convencido de que ERC e IU-ICV apoyarán los Presupuestos Generales del Estado para 2007. El Gobierno busca apoyos ante un eventual rechazo de los nacionalistas de CiU.