Mercados

El Ibex roza los 14.100 puntos y logra otro máximo

Una subida del 0,23% fue suficiente para que el Ibex volviera a hacer historia ayer. El principal índice de la Bolsa española batió su última marca y concluyó en los 14.090,4 puntos por primera vez. Un repunte que amplió la ganancia anual al 31,2%.

El impulso alcista de la Bolsa española no cesa. El Ibex conquista máximo tras máximo en una carrera que de momento no tiene visos de parar. La subida del 0,23% ayer, aunque tímida, supuso el cuarto avance consecutivo en la que se perfila como la novena semana consecutiva de ganancias. Un comportamiento que ha pulverizado todas las expectativas que manejaban los expertos al principio de año, al dejar la ganancia anual acumulada en el 31,2%.

Desde los mínimos de junio el Ibex ha subido de manera prácticamente ininterrumpida, pasando de los 10.797,5 a los 14.090,4 puntos. Los analistas comentan que la rapidez de la subida da vértigo, y aunque reconocen que las caídas pueden llegar a gran velocidad, consideran que de momento la tendencia alcista parece ganadora. El ánimo comprador domina y mientras las empresas continúen presentando resultados sólidos, el precio del petróleo siga alejado de máximos y los movimientos empresariales animen, la inercia alcista persistirá, comentan. Eso sí, las voces de cautela van ganando peso y cada vez se escuchan más recomendaciones a favor de una diversificación de la inversión fuera de España. Y es que el Ibex es de lejos el mejor índice entre los grandes mercados. El rendimiento de la Bolsa española en el año más que dobla el 13,8% que gana el Euro Stoxx en el año o el 13,61% del Dow Jones.

La gran banca

El protagonismo de la gran banca, clave en el último tramo alcista del Ibex, se vio ayer de nuevo. Y los avances Santander (+0,87%) y BBVA (+0,52%) permitieron que el índice concluyera en positivo. La aportación de la banca, más remolona a la hora de sumarse a la fiesta alcista, junto con Telefónica -gracias a una subida acumulada del 20% en mes y medio- ha catapultado el Ibex por encima de los 14.000. Entretanto, eléctricas, constructoras e inmobiliarias han continuado engordando sus ganancias anuales aunque a menor ritmo.

En la sesión de ayer, la timidez que mostraron los inversores se debió en parte a la incertidumbre que genera el resultado de las elecciones legislativas en EE UU. La victoria de los demócratas en la Cámara de Representantes, tras 12 años de control republicano, y su posible victoria en el Senado, a la espera del disputado recuento de Virginia, provocó caídas en la primera parte de la sesión de Wall Street, pero no pudo frenar el optimismo inversor, que vio con buenos ojos la renuncia del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y la intención de Bush de pactar con la oposición. Además, la fortaleza del sector tecnológico, permitió un nuevo récord del Dow Jones, 12.176,54 puntos, con una subida del 0,16%.

Las farmacéuticas fueron las peor paradas por el temor a que los demócratas dificulten la fijación de precios en el sector. En Europa, el índice especializado del Stoxx cayó el 1,2%, mientras que en EE UU gigantes como Merck, Pzifer o Johnson & Johnson sufrieron los principales descensos. Defensa también sufrió, pero no todo fueron penas. Y las empresas que se dedican a la investigación con células madre se vieron impulsadas. En el lado positivo también estuvieron las tabacaleras y petroleras, así como las hipotecarias.