Inmobiliario

Medgroup descarta salir a Bolsa y busca un relevo para Soros

La inmobiliaria Medgroup, participada en un 45% por el fondo de inversión del magnate George Soros, ha dado marcha atrás en sus planes para salir a Bolsa. El director general de la compañía, Josep María Pont, señaló ayer que ha dejado aparcado el proyecto, fijado para 2007 por la falta de tamaño de la compañía. 'Los accionistas de Medgroup plantearon la operación en un momento dulce, de liquidez en el mercado, pero en junio llegamos a la conclusión que la decisión era demasiado prematura'. Pont cree que la inmobiliaria, fundada en 1995 por Jordi Robinat, es todavía muy joven. 'Nos faltaba dimensión para ser atractivos', reconoce. Medgroup está especializada en turismo residencial y desarrolla complejos a lo largo del litoral español que incluyen viviendas, zonas ajardinadas, campos de golf y hoteles.

Pont explicó que la salida a Bolsa se planteaba como un método alternativo de captación de capital, que 'históricamente hemos encontrado en los fondos de inversión'. En la actualidad, el capital de Medgroup está controlado en un 45% por el fondo Grove Partners, del multimillonario George Soros, otro 45% por el fondo norteamericano Perry Capital Management y el 10% restante está en manos del equipo directivo, encabezado por el presidente del grupo, Jordi Robinat.

Pont recordó que para plantearse de nuevo el proyecto es necesario que la compañía sitúe su facturación entorno a 500 millones, objetivo que podría alcanzarse según sus cálculos a partir de 2009. Para este ejercicio, el director general de Medgroup prevé una cifra de negocio cercana a 200 millones. Otro factor que podría llevar a la promotora a retomar el plan de cotizar es la incorporación de un nuevo accionista.

El fondo de Soros, que hizo su entrada en 2000, pactó permanecer en el capital de la firma hasta 2008, con lo que la empresa ya ha iniciado el proceso para buscar un nuevo inversor. 'Todavía estamos en una fase preliminar, pero podría materializarse en seis meses', apuntó.

La promotora catalana anunció una inversión de 125 millones para construir 700 viviendas en su complejo de Bonmont, en Mont-Roig del Camp (Tarragona). Un total de 400 de las 700 viviendas proyectadas se llevarán a cabo en una primera fase, que se iniciará a principios de 2007 y el resto comenzará su edificación en el año 2011.