Ley de Igualdad

Los partidos negocian ampliar el permiso de paternidad

El permiso de paternidad de diez días incluido en la Ley de Igualdad que está tramitando ahora el Congreso de los Diputados, podría ampliarse, probablemente a quince días. Esta modificación, si sale adelante, deberá incluirse en una de las enmiendas a la ley, cuyo plazo de presentación termina hoy.

Los grupos parlamentarios tienen hasta última hora de hoy para presentar las enmiendas a la ley de Igualdad, que el Gobierno quiere que esté en vigor en marzo, coincidiendo con el Día de la Mujer Trabajadora, el día 8 de dicho mes.

Si bien, el posible que los partidos decidan hoy ampliar una semana más el plazo para presentar dichas enmiendas. Entre estas, los grupos parlamentarios negociaban ayer si incluirán una ampliación del nuevo permiso de paternidad de diez a quince días, previsiblemente; aunque también cabe la posibilidad de que fuera algo inferior.

La enmienda que podría venir del Grupo Socialista o de Esquela Republicana, cumpliría los deseos del equipo del Ministerio de Trabajo, que ha estudiado la viabilidad financiera de esta ampliación.

No obstante, la propia secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, se mostró ayer escéptica al indicar que ni siguiera con un permiso de 15 días 'se podrá llegar a la práctica efectiva de este derecho'. Fuentes de Trabajo se quejaban ayer del escaso uso que hacen los hombres del disfrute de la baja de maternidad a partir de la décima semana, permitido en la actualidad

En un principio, tal y como estaba diseñado el permiso de paternidad (ocho días que se añadirían a los dos ya existentes) supondrían un coste anual de entre 300 y 400 millones de euros, con lo que la ampliación a 15 días podría duplicar esta cantidad. Sea cual sea la cantidad resultante su coste correrá a cargo de la Seguridad Social (salvo los dos días que ya abonan las empresas). Así, el sistema público costeará el 100% del salario y las cotizaciones del trabajador que sustituya al que disfruta del permiso de paternidad. Esto supondría unos 1.000 euros por cada padre y quince días.

Todo apunta a que quedará en la cuneta la propuesta de CC OO y UGT, así como de CiU -que la incluirá en una de sus enmiendas- de ampliar este permiso a cuatro semanas. Algo que Murillo calificó ayer como 'inviable'.

Uno de cada cinco nacidos tiene padre o madre extranjeros

Uno de cada cinco niños nacidos en España en el año 2005 tenía al menos uno de sus dos progenitores extranjero, un porcentaje cuatro veces superior al de hace una década, según dio a conocer ayer la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumi, con datos del estudio Nacionalidad de los hijos de extranjeros nacidos en España.

En dicho informe se indica además, que uno de cada diez nacidos en España entre 1996 y 2005 tenía un padre o una madre extranjero.