Sony intenta atraer a un público más maduro para la PlayStation

La marca de PlayStation, la omnipresente consola de Sony, suele asociarse normalmente con eventos musicales, partidos de fútbol, o actividades callejeras como campeonatos de §skate§ y §breakdance§. Una táctica lógica si se tiene en cuenta qué tramo de la población es consumidora potencial de este producto, pero que tiene un efecto secundario menos bueno: hace que los más mayores se sientan excluidos.

Por eso, como informa Financial Times, la marca está cultivando una nueva estrategia, que pasa por llevar las consolas cerca de un público de más edad. ¿Cómo? Con tácticas como la de incluirla en iniciativas de arte electrónico y museos.

Desde luego, no se trata de que los usuarios más maduros disfruten con juegos diseñados específicamente parta adolescentes, sino que junto al nuevo sabor que se quiere imprimir a la marca, Sony quiere destacar otras funciones de la consola que van más allá de jugar: música, video o conexión a Internet.

La ambición va más allá de los adultos, sin embargo. Los jubilados, o quienes se aproximan a esa edad, son también un mercado que acaba de nacer pero que seguirá una fuerte expansión, según el diario. La prueba, las últimas campañas de Nintendo para mayores de 35 años, con juegos de memoria o habilidad, que no destacan por sus gráficos, pero que atraen mucho más al público maduro.