Productos

Una hipoteca para compartir

En paralelo al fuerte incremento del precio de los pisos y al aumento del euribor, los bancos y cajas agudizan el ingenio al máximo y sacan al mercado nuevas propuestas de préstamos con el objetivo de facilitar a sus clientes la concreción del sueño de la vivienda propia. La caja de ahorros vasca BBK (Bilbao Bizkaia Kutxa) empezará a comercializar, a partir de mediados de este mes, una hipoteca original. Su novedad radica en que podrá ser compartida por personas sin lazos de tipo familiar, consanguíneos o de pareja.

Así, BBK pretende dar respuesta a la demanda por parte de inmigrantes, jóvenes profesionales y personas separadas o divorciadas, un colectivo muy heterogéneo pero que comparte una característica común: la imposibilidad de hacer frente a una hipoteca en solitario y que, por ende, se siente excluido de la posibilidad de acceder a una vivienda en propiedad.

El préstamo puede alcanzar hasta el 100% del precio de tasación del piso, y estará sujeto al mismo tipo de interés de los demás que ofrece la caja de ahorros vasca, aseguran fuentes de la entidad. Y ofrece un plazo máximo de amortización de 40 años, siempre que la suma de edad del menor de los propietarios y el plazo establecido no supere los 80 años. Esta última es la única condición especial que tiene la hipoteca compartida, en comparación con las demás que ofrece BBK. A nivel fiscal, tampoco presenta diferencias.

Para hacer frente a posibles desavenencias entre quienes comparten la vivienda, al formalizar la hipoteca se establecen pactos entre los copropietarios para regular el derecho de venta, con opciones de compra preferente. Todo queda regulado en las cláusulas de contratación del préstamo.

En el caso de que uno de los titulares del préstamo incurriera en mora, la entidad irá contra la persona y no contra la vivienda, explican desde BBK. La caja ponderará renegociar con el moroso la deuda, y sólo en casos extremos procederá a la ejecución del 100% del bien. La caja se ampara en su baja tasa de morosidad, considerada una de las más bajas del mercado.

BBK presenta la hipoteca compartida como alternativa al pago de un alquiler mensual y como una posibilidad de inversión. Y sitúa el lanzamiento de este nuevo préstamo en su línea de innovación de productos y servicios para la adquisición de la vivienda, como el Préstamo a 50 años y la Hipoteca Inversa (Plan de Vida BBK). Según el último boletín del Observatorio Joven de Vivienda en España del Consejo de la Juventud, que cerró en 2005, los jóvenes españoles dedican el 55,2% de sus salarios a la compra de una vivienda libre, un máximo histórico dentro del periodo de los últimos 6 años. Y en el caso de los menores de 25, la cifra alcanza al 70% de los ingresos.