CincoSentidos

Los festivales también son para después del verano

El final del verano, como dice la canción, podrá suponer el final de un amor, pero no tiene por qué ser el fin de los festivales musicales. Varias ciudades españolas serán ejemplo de ello gracias al Wintercase Festival (en Barcelona, Valencia, Bilbao y Madrid) y el Womad, en Las Palmas de Gran Canaria.

El Wintercase es un festival itinerante de rock alternativo organizado entre la marca de cerveza San Miguel y Sinnamon Promotions que cumple su quinta edición. Los conciertos comenzaron ayer en la sala Razzmatazz de Barcelona, y proseguirán hasta el 26 de noviembre, día que se cerrarán en Valencia. La principal atracción del certamen será la vuelta de Violent Femmes, un trío de culto de Milwaukee (EE UU) que si bien no alcanzó gran éxito en los ochenta, si ha logrado una masa fiel de aficionados que no han dejado de apreciar su rock/folk acústico. También tocará un digno heredero de Tom Waits, Ed Harcourt, junto con artistas como Arab Strap, The Magic Numbers, los albaceteños Sufin' Bichos o The Boyfriends. El precio de las entradas está en los 15 euros o 18 en taquillas; y los abonos, en 48 euros. Las entradas para Violent Femmes y Ed Harcourt están agotadas.

Radicalmente distinta será la decimosegunda edición del certamen canario. Ritmos de África, flamenco, gastronomía. El público tiene la oportunidad de interactuar con los artistas y aprender los secretos de la música iraní, el manejo del mbira o la kora, las danzas y percusiones panafricanas o las comidas del mundo. El cartel lo forman artistas como Antonio Carmona (ex Ketama), Sam Tshabalala (Sudáfrica), Afel Bocoum (Malí), el discípulo más aventajado de Ali Farka Touré, o la reina del mbira Stella Chiweshe (Zimbabwe); los ecos gitanos, que acercará Thierry Titi Robin (Francia); los aires orientales, que llegan de la mano de Ensemble Shanbehzadeh (Irán) o la espiritualidad del qawwali por Mastana.