Energía

El monopolio ruso Gazprom anuncia que duplicará el precio al que suministra el gas a Georgia

El monopolio ruso de gas Gazprom ha anunciado hoy sus planes de aumentar a más del doble el precio del carburante que suministrará a Georgia a partir del próximo año. Según el gigante ruso del gas, la tarifa que tendrá que afrontar Georgia el próximo año será de 230 dólares por mil metros cúbicos, en lugar de los 110 dólares que paga en la actualidad.

Según la agencia rusa RBC, especializada en temas económicos, la tarifa propuesta a Tiflis será la más elevada entre las fijadas para los países de la pos-soviética Comunidad de Estados Independientes (CEI), y es comparable con los precios europeos.

Tras el anuncio, el ministro georgiano de Exteriores, Guela Bezhuashvili, ha declarado públicamente que que la decisión de Rusia tiene un trasfondo político y sirve para presionar a Tiflis dentro de su actual conflicto con Moscú. "Esto era absolutamente esperado", afirmó Bezhuashvili, "creo que en este precio hay más política que economía".

Georgia busca otros suministradores de Energía

Por otra parte, el titular georgiano de Exteriores ha destacado, durante la rueda de prensa que ofreció en Moscú tras reunirse con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, que Georgia -que ha despertado las iras de Moscú con su deseo de ingresar en la OTAN y sus acusaciones a Rusia de proteger a las regiones separatistas georgianas de Osetia Sur y Abjasia-, busca diversificar sus fuentes de suministro de energía.

"No puedo constatar un avance en estas negociaciones, pero el diálogo ha empezado y hemos acordado que lo continuaremos", indicó el jefe de la diplomacia de Georgia, con la que Rusia ha cortado la comunicación y le ha impuesto una serie de sanciones económicas.

Este año Gazprom tiene previsto suministrar a Georgia 2.000 millones de metros cúbicos de gas, lo que cubre prácticamente el 100% de las necesidades georgianas de este tipo de carburante. El gas natural conforma el 24% de todo el combustible que consume Georgia, cuyo Gobierno negocia con Irán y Azerbaiyán para diversificar sus fuentes de suministros.