Investigación

Las cuentas bloquedas en el Espirito Santo y BNP se elevan a los 1.800 millones

Las cuentas bancarias embargadas en el Banco Espírito Santo, el BNP Paribas, Cahispa y la Sociedad Cartera Meridional, dentro de la operación destinada a desarticular una trama de blanqueo de capitales, ascienden a más de 1.800 millones de euros, según ha informado hoy la Guardia Civil. Ayer ya fueron bloqueados 1.500 millones. Las sedes de las entidades han sido registradas, aunque tanto BNP como Espírito Santo han declarado que la investigación afecta sólo a "clientes y no a su actividad". El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón será el encargado de investigar las diligencias.

Fuentes próximas a la investigación han explicado que la investigación, que se inició hace dos años, se dirige hacia un entramado de empresas tipo trust que tiene su origen en una filial del banco portugués Espirito Santo en Madeira y que habría utilizado a Cahispa para efectuar inversiones sin pagar al fisco.

Las mismas fuentes han asegurado que los registros que se están efectuando desde esta mañana en la sede de Cahispa y en la oficina del Banco Espírito Santo de la Diagonal de Barcelona se prolongarán toda la noche e incluso hasta mañana, dado el volumen de información que los especialistas están "absorbiendo", tanto de ordenadores como de documentación escrita.

El juez Garzón lleva el caso

Estas diligencias previas son consecuencia de una deducción de testimonio efectuada por el juez Baltasar Garzón, quien recibió un informe de la Agencia Tributaria presentado en su Juzgado Central nº 5 tras analizar la documentación obtenida en diversos registros, practicados hace un año.

"Esos registros se realizaron en despachos de abogados y en domicilios particulares y diversas sociedades, a los efectos de descubrir determinadas estructuras fiduciarias empleadas para defraudar a la Hacienda Pública y con el fin de blanquear dinero. La documentación recogida en los citados registros ha propiciado las diligencias practicadas hoy", añade la Fiscalía en un comunicado.

Tanto el francés BNP Paribas como la entidad lusa Espirito Santo se han apresurado a hacer público que la operación está investigando a algunos "clientes" y no a la actividad de las propias empresas.

Con respecto a este tema, el ministro de Economía y vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ha afirmado esta tarde que se trata de una operación "puntual" que "no tiene que ver con la solvencia" del sistema bancario, en la que el Gobierno, a través de la Agencia Tributaria, está únicamente colaborando con "las autoridades" judiciales y policiales.

Grupos multinacionales

El Grupo Espírito Santo se estableció en España hace más de dieciséis años y tiene presencia en 22 provincias; especialmente en Andalucía, Galicia, Castilla y León y País Vasco. También tiene algunas oficinas en Cataluña y Valencia. La entidad cuenta también con una red de más de 700 oficinas en 21 países.

BNP Paribas, por su parte, es una entidad de origen francés que cuenta con 137 sucursales en España incluyendo todas sus actividades, cuenta con 11 oficinas de banca privada en España, área de la que es cliente la persona investigada en esta operación.