Cervezas

Mahou cierra la compra de la granadina Alhambra

El grupo Mahou-San Miguel ha cerrado la compra de la quinta cervecera española. Los accionistas de la andaluza Cervezas Alhambra aprobaron el pasado martes la operación en una junta extraordinaria. Las compañías no han informado sobre el coste de la adquisición, que está sujeta al visto bueno de las autoridades de Competencia.

Mahou-San Miguel quiere reforzar su posición como líder del sector cervecero español. La compañía propiedad de las familias Herraiz y Gervás va a hacerse con el control de la quinta empresa cervecera: la granadina Alhambra. La sociedad andaluza aprobó el martes, en una junta extraordinaria de accionistas, la oferta de adquisición presentada por Mahou. Aunque las partes no han informado sobre el coste de la operación, podría rondar los 200 millones de euros, según apuntaba ayer el periódico Ideal. Sin embargo, Mahou-San Miguel ni descarta ni confirma esta cifra.

A partir de ahora, la adquisición queda pendiente de la firma del contrato de compraventa, que podría realizarse en los próximos días. Además, deberá contar con el visto bueno de las autoridades de Competencia, que podrían dar su opinión sobre la operación en el plazo de dos meses.

La adquisición del propietario de marcas como Alhambra, Mezquita, Sureña y de la envasadora de agua Sierras de Jaén, se ha ido gestando en los últimos meses, después de que uno de los principales accionistas de la cervecera andaluza, Ahorro Corporación, pusiera en venta su participación. El grupo inversor de las cajas de ahorros controlaba el 14% de Alhambra, que colocó en el mercado el pasado mes de septiembre. Entre sus posibles compradores sonaron nombres de otras firmas cerveceras como Damm o Estrella Galicia.

El grupo andaluz facturó en el último ejercicio fiscal (concluido el 31 de marzo de 2005) 78,1 millones de euros, con una cuota de mercado entorno al 3%. Lejos quedan los 895,2 millones de facturación que alcanzó en el último año el grupo Mahou-San Miguel. Sin embargo, la firma granadina destacó en su última presentación de resultados la positiva evolución de sus ventas, que se incrementaron un 16,9%.

Cervezas Alhambra, dirigida por Antonio Perera, cuenta con una plantilla de unos 400 trabajadores. Actualmente, posee centros de producción de cerveza en Granada y Córdoba, además de la planta jienense destinada a su división de aguas. La compañía se fundó en Granada en 1925, como iniciativa de dos empresarios de tradición cervecera, Carlos Bouvard y Antonio Knörr, hasta que en 1954 entró en el capital la también cervecera Damm y, en 1979, La Cruz del Campo. En los años 90, la empresa pasó a manos de un grupo inversor encabezado por Demetrio Martínez, que perseguía la revitalización de la cervecera después de un periodo de crisis.

Un proceso que culminó en 1999 con la compra a la colombiana Bavaria de Compañía Andaluza de Cervezas (productora de Sureña). Esta empresa, según las últimas cuentas de Alhambra, registró ese mismo año un ingreso de 11,4 millones, correspondiente a un crédito fiscal generado por las pérdidas fiscales registradas en ejercicios anteriores. El importe del crédito remanente ascendía, según dichas cuentas, a 9,9 millones de euros.

UGT ha dado el visto bueno a la operación

La adquisición de Cervezas Alhambra cuenta con el visto bueno de UGT. Su secretario provincial en Granada, Mariano Campos, aseguró a Efe que 'en principio' no ve con preocupación la compra, aunque el sindicato estará 'vigilante' para que se garanticen los empleos. Medina espera que Mahou aproveche sus canales de distribución para ampliar la presencia de las marcas andaluzas.