Industria

La industria del juguete aumenta sus ventas un 22,4%

Una cuarta parte del sector se concentra en Barcelona

Las ventas del sector juguetero catalán aumentaron un 22,39% el año pasado, porcentaje sólo superado por la Comunidad de Madrid (23,65%). En cambio, las exportaciones del conjunto español retrocedieron un 1,23%, debido a la caída registrada en la Comunidad Valenciana, especialmente en Alicante, donde contabilizaron una reducción del 18,7%.

Estas cifras de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes convierten a Cataluña en la segunda zona juguetera española, concentrando el 30% de la industria y el 16,5% de las ventas. Tan sólo en Barcelona se ubican una cuarta parte de las compañías (52 sobre las 55 existentes en el conjunto catalán), teniendo en cuenta un listado de 203 compañías en el total español, que aglutinan una plantilla de 5.000 personas. Valencia mantiene el primer puesto del ranking, con 84 compañías que representan el 68,5% de la facturación global del sector, que este año superará los 1.000 millones de euros.

Entre este aluvión de datos, destaca el elevado nivel de exportación de la industria juguetera, puesto que alrededor de un 40% de las ventas se exportan, concentrándose en un 70% en los mercados europeos. Precisamente, la crisis de demanda de algunos países de la Unión Europea (UE) ha provocado parte de la mencionada caída del negocio fuera de España de 2005.

La fuerte concentración de las ventas en las últimas seis semanas del año, coincidiendo con la campaña de Navidad, obliga a un servicio de proximidad que 'ha reducido el impacto de las deslocalizaciones', aseguró el director general adjunto de la Asociación juguetera, José Antonio Pastor. 'Ha habido algunos procesos que sí que se han concentrado en China, como el sector de la matricería y algunas producciones, pero para atender los mercados de exportación de la zona dólar, como Estados Unidos', remarcó Pastor. 'El coste en tiempo que en ocasiones supone el transporte por barco (flete) evita en parte el proceso de deslocalización', añadió.

El elevado nivel de piratería es otro problema que afronta el sector. Los productos licenciados representaron un 60% de los juguetes vendidos en 2005. Pero las copias y las falsificaciones mermaron su crecimiento, puesto que supusieron hasta el 20% del negocio total.

Una de las situaciones positivas en España es el incremento del gasto por niño, que actualmente se sitúa en 175 euros al año (excluyendo los videojuegos). Hace cinco años este gasto era de 130 euros. Con todo, estos niveles no alcanzan los de países como Reino Unido, Estados Unidos o Japón, en los que el gasto por niño es de 280 euros anuales. Otra de las posibilidades de crecimiento en el mercado interior es el repunte de la natalidad, principalmente debido a la inmigración. Pastor destacó el nivel tecnológico de la industria del juguete, que cada año renueva un 60% de sus productos.

Las cifras

55 compañías, 52 de ellas en Barcelona, son las que forman el sector en la comunidad autónoma, lo que supone el 27% del total.

203 empresas representan el censo total de compañías a nivel español. La gran mayoría (56,6%) son muy pequeñas.

16,5% es la facturación que genera Cataluña del total sectorial español.