Lanzamiento

BT ofrece llamadas de voz, ADSL y centralita sin pagar alquiler de línea

BT acaba de lanzar en España una poderosa oferta de telefonía IP para pequeñas y mediana empresas que supone prescindir de pagar el alquiler mensual de la línea a Telefónica. El servicio, llamado BT VIP, integra en un única factura las llamadas de voz, ADSL y la centralita, así como la gestión y mantenimiento de las líneas telefónicas.

BT se encarga de la gestión completa de las telecomunicaciones, sin que sea ni tan si quiera necesario la adquisición de una centralita. Toda la inteligencia de la centralita la presta la red IP de BT, por lo que el usuario no debe dedicar su tiempo a programarla, ni tan si quiera cuando necesita incorporar una nueva extensión, ni cuando se produce cualquier tipo de avería.

Además, el sistema de BT funciona con los terminales telefónicos habituales de la empresa, no es necesario cambiarlos, y se puede mantener los mismos números de teléfono. La compañía ofrece dos modelos de contratación: On Net, servicio que funciona con una centralita virtual en el que la empresa sólo necesita un router ADSL; y On-Site, servicio orientado para aquellas organizaciones que ya disponen de centralita pero que desean que se gestione de manera externa.

La calidad de las llamadas y la seguridad tiene la garantía de que este servicio no se presta a través de la internet pública, si no que se canaliza todo el tráfico a través de una conexión de ADSL a la red propia de BT.

La compañía asegura que BT VIP permite ahorros de hasta el 40% de los gastos de comunicaciones. Y en el futuro cercano cuenta con añadir a su oferta llamadas a móviles, bajo el nombre de BT Fusion Corporate. Este será uno de los primeros servicios convergentes de fijo-móvil cuyo lanzamiento está previsto para 2007.

BT ya cuenta con más de 30.000 clientes entre las pymes españolas y tiene una red de más de 100 distribuidores certificados. Hay que recordar que BT ha desplegado su propia red de telecomunicaciones que tiene una extensión de 11.000 kilómetros de cable de fibra óptica que da cobertura a todo el territorio nacional. BT asegura que su red española fue la primera de estas característica en todo el mundo, lo que convierte a España en pionera en las tecnologías IP.