Opa

Scania se defiende de MAN con un dividendo de 755 millones

El pago de un dividendo es una de las armas predilectas de los consejos de administración cuando se enfrentan a una opa no solicitada. Fue una medida empleada por Endesa cuando se vio acosada por Gas Natural y es lo que ayer ofreció Scania a sus accionistas. Sobre el fabricante sueco de camiones pende una opa lanzada por su rival bávaro MAN por 52,3 euros la acción, precio al que ya compró el 5% de los derechos de voto de la compañía.

Ayer, el presidente Leif Ostling anunció el reparto hasta finales de año de 755,1 millones de euros en dividendos, el equivalente a 3,7 euros por acción, en un movimiento destinado a que los accionistas mantengan sus acciones ante la oferta.

Scania volvió a defender con vehemencia la necesidad de conservar la independencia de la compañía y aseguró, además, que las sinergias de una hipotética fusión con MAN no serían tan elevados.

'Cuando se observan las grandes consolidaciones que se han producido en la industria se puede observar que hay bastantes casos en los que el resultado a los seis o siete años no es tan favorable como se esperaba cuando se produjo la integración', aseguró Ostling. El directivo sueco criticó duramente la gestión del negocio de MAN, del que aseguró que tiene demasiadas plantas y demasiada plantilla en Suecia.

Sí de Volkswagen

Volkswagen, el principal accionista de Scania y dueño de un 1% de MAN , dio el fin de semana pasado un tibio apoyo a la oferta alemna, asegurando que se plantearía vender su participación si MAN logra suficientes apoyos y si se incluye a su filial brasileña de camiones pesados.