Competencia

Telmex logra el amparo de los jueces contra su condición de dominante

Tiene el 93% de la cuota de mercado en telefonía fija y más del 75% en móvil, pero ha logrado que una corte federal no sólo no considere esta posición como dominante, sino que anule una sentencia anterior que así lo definía. La protagonista de este fallo judicial es Telmex, la operadora mexicana propiedad del magnate Carlos Slim, y principal rival de Telefónica en el país azteca.

En 2001, la Comisión Federal de Competencia (CFC) declaró a la compañía dominante en cinco mercados de telecomunicaciones del país y le impuso restricciones. Telmex se revolvió contra esta sentencia y la recurrió en los tribunales. El veredicto acaba de conocerse.

Una corte federal ha recogido los argumentos de Telmex, que aseguró que los mercados en los que opera 'están abiertos a la competencia'. Desde hace diez años, explicó la operadora, han llegado competidores que operan en segmentos de mayor poder adquisitivo, 'sin ocuparse de las áreas menos favorecidas y de difícil acceso'. Estas zonas, recuerda la compañía, son atendidas por Telmex. También hizo un repaso a los rivales que tiene o ha tenido, entre los que se cuentan, AT&T, Worldcom, Verizon o Vodafone.

Estos argumentos han convencido a los jueces, que han anulado la sentencia de la CFC. Telmex asegura que se trata de la última instancia, así que no hay recurso posible, mientras que fuentes de la comisión consideran que el fallo todavía es apelable.

Lucha por la televisión

El fallo de la corte federa cobra más importancia por el momento en que se produce. Un cambio legislativo en México permitirá a las operadoras de cable dar telefonía fija. El próximo paso será que Telmex pueda dar a su vez televisión y vender paquetes de productos.

Por ahora, la operadora necesita varios permisos si quiere entrar en el campo audiovisual, porque su condición de dominante permite que la regulación sea asimétrica, pero el fallo puede cambiar este escenario.