Petroleras

Santander cumple lo acordado con la venta a Total del 4,35% de Cepsa por 52,9 millones

El Banco Santander ha vendido un total de 11,65 millones de acciones de Cepsa, representativas del 4,35% de su capital, a la petrolera francesa Total por un total de 52,9 millones de euros, en cumplimiento del acuerdo que alcanzaron ambas partes el pasado mes de agosto y que fue autorizado el viernes por la Comisión Europea.

El banco que preside Emilio Botín ha vendido esta participación a Total a un precio de 4,5 euros por acción, 57,7 euros por debajo de la cotización a la que cerró ayer la petrolera (62,25 euros) o, lo que es lo mismo, 656,4 millones de euros por debajo de su valor actual de mercado.

Para desbloquear el conflicto sobre el control de Cepsa, el Santander accedió a vender a la petrolera gala un 4,35% de aquélla a un precio aproximado de 4,54 euros por título.

SANTANDER 2,59 1,06%

Tras esta operación, la participación de Total en Cepsa aumenta al 48,83%. El Santander mantiene un paquete del 30,66% en la compañía que preside Carlos Pérez de Bricio.

Además, para completar el acuerdo de agosto, el Santander tiene previsto celebrar una junta general extraordinaria de accionistas el próximo día 23 para aprobar la absorción de la sociedad de cartera Somaen Dos, de forma que Total pueda recuperar la participación del 8,3% de Cepsa que tenía aparcada en la instrumental.

Si la junta lo aprueba, la entidad financiera, que tiene cedido el 19,9% de Cepsa a Somaen, completará la absorción de esta firma y su patrimonio será trasladado en bloque al banco, que se quedará así con el 27,7% de las acciones de Cepsa.

El Santander cumple de este modo uno de sus objetivos principales y se queda con las manos libres para vender su participación en la petrolera, que, a precio de mercado, superaría los 4.000 millones de euros.

Con todas estas medidas, tanto el banco como Total terminarán de dar cumplimiento al laudo dictado el pasado mes de marzo por el Tribunal de Arbitraje de La Haya sobre el largo litigio que ambas sociedades mantenían por el control de la petrolera española desde 2003.

Tras estos cambios, el capital de Cepsa quedará en manos de Total (49,6%), del Santander (27,7%), de IPIC (9,2%) y de Fenosa (5%).