Reestructuración

Visa sigue los pasos de Mastercard y anuncia su salida a Bolsa en 2007

La compañía de medios de pago Visa ha anunciado hoy que llevará a cabo una reestructuración internacional que consistirá en el mantenimiento de Visa Europa y la fusión del resto de negocios en el mundo en la compañía Visa Inc, que saldrá a bolsa a finales de 2007. La empresa pretende mejorar así su "capacidad de prestar servicio a sus clientes globales", según ha explicado el vicepresidente ejecutivo de la división europea de la compañía, Steven Perry.

Perry, que ha realizado el anuncio durante su estancia en Madrid, ha afirmado que más del 50% del capital de la compañía Visa Inc. saldrá al mercado a través de una Oferta Pública de adquisición de Acciones.

Sin embargo, la división europea, Visa Europe conservará su condición de empresa "sin ánimo de lucro", y por tanto seguirá perteneciendo a 4.500 entidades financieras del Viejo Continente, dedicándose fundamentalmente a los trabajos de la entrada en vigor de la SEPA (zona única de pagos en euros), ha declarado el directivo.

Con la salida a bolsa, que se producirá tras la fusión del negocio en las regiones de Estados Unidos, Canadá, Asia Pacífico, Latinoamérica y el Caribe, Europa del Este y Central, Oriente Medio y Africa, Visa pretende mejorar su "capacidad de prstación de servicios a sus clientes globales", indicó Steven Perry. Además, según el vicepresidente de Visa Europa, Visa Inc reducirá las reclamaciones legales, dará acceso a la entrada de capital en regiones donde lo necesita como Africa o Asia y mantendrá su experiencia en mercados locales.

Steve Perry no quiso especificar en qué mercados cotizará Visa Inc. ni el valor aproximado que podrá alcanzar la compañía tras la reestructuración anunciada hoy. Respecto a Visa Europe, Perry ha señalado que "obtendrá una licencia exclusiva e irrevocable a perpetuidad" por parte de la nueva Visa Inc. Así, según su vicepresidente, Visa Europa "reafirmará los beneficios de la constitución como compañía independiente", seguirá con su "interoperabilidad global", mejorará su "posicionamiento" en los mercados locales de la Unión Europea y responderá a la normativa que está impulsando la Comisión Europea para conseguir una zona única de pago electrónico entre los 25 países.

Tras los pasos de Mastercard

Steven Perry insistió en que esta reestructuración beneficiará a consumidores, comercios, bancos y reguladores de la Unión Europea, en sus trabajos para reemplazar el uso del efectivo y los cheques, implantar nuevos productos de pago electrónico como el "V Pay" (tarjeta de débito con chip incorporado) y alcanzar, finalmente, un sistema de pagos europeo.

A las preguntas de los periodistas sobre si esta reestructuración tiene que ver con movimientos similares en su principal competidor, Perry ha descartado que el hecho de que Mastercard haya salido a bolsa hace unos meses haya influido en Visa, puesto que su empresa ha optado por dejar Europa fuera de este paso hacia los mercados.

"Los bancos europeos están decididos a controlar su destino en Europa y tenemos que ser europeos", añadió el vicepresidente de Visa Europe, quien añadió que trabajará para que SEPA sea una realidad en 2010.