BCE

Trichet avisa del efecto sobre el IPC del actual crecimiento económico

El crecimiento de la economía de la zona euro se ha fortalecido significativamente y los tipos de interés subirán aún más para combatir la inflación si el panorama económico se desarrolla en línea con lo esperado, dijo ayer el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

En una intervención en el en el Parlamento Europeo, Trichet dijo que el BCE seguirá supervisando muy de cerca las presiones en los precios, palabras que sugieren que habrá una nueva alza de tasas en diciembre.

'No obstante, a pesar de los recientes incrementos en la tasa clave, nuestra política monetaria sigue siendo expansiva', dijo el jefe del Banco Central Europeo (BCE). 'Si las presunciones del Consejo de Gobierno y nuestro escenario base se confirman, se mantiene garantizado una mayor retirada de la expansión monetaria', dijo Trichet, dando a entender nuevas subidas de tipos de interés.

Las declaraciones introductorias de Trichet en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo fueron muy similares a las pronunciadas la semana pasada en la conferencia de prensa posterior a la decisión de subir los tipos al 3,25% el pasado jueves 5. En ese momento, Trichet dejó claro que los mercados tenían razón en esperar que el BCE suba el precio del dinero a finales de año a un 3,5%. Pero una vez más dejó abierto el panorama de los tipos de interés para el próximo 2007 y en esa línea evitó hacer comentarios sobre las perspectivas para el próximo año.

Trichet dijo que el panorama económico es positivo. El BCE espera que la zona euro crezca un 2% el próximo año, una estimación apoyada por las cifras recientes. El segundo trimestre, la economía de los doce aumentó a una tasa trimestral del 0,9%.

Pero pese a la reciente desaceleración de la inflación, que cayó al 1,8% el pasado mes de septiembre -el más bajo en los últimos 20 meses-, Trichet afirmó que las presiones de precios aumentarían hacia finales de año y comienzos del 2007.

Petróleo a 60 dólares

El máximo funcionario del BCE destacó la caída en los precios del crudo por debajo de los 60 dólares por barril, pero advirtió que no puede descartarse un repunte. 'Los riesgos para el panorama de precios se mantienen claramente en alza', dijo Trichet.

Igualmente, Trichet se refirió a la fortaleza del mercado laboral en la zona euro y la tendencia al alza de los salarios, lo que no beneficia a una reducción de la inflación entre los doce.

En este sentido, hizo una llamada a los agentes sociales de la zona para que sigan cumpliendo sus 'responsabilidades', en una clara alusión al mantenimiento de la moderación salarial.