Adquisiciones

Google gana posiciones en el mercado del vídeo con la adquisición de YouTube

Los propietarios del sitio de vídeo aseguran que éste mantendrá su autonomía tras la operación

Google ha realizado la mayor compra de su historia al comprometerse de pagar 1.650 millones de dólares (1.300 millones de euros) por la web para vídeos YouTube, por la que el pasado mes de agosto pasaron más de 70 millones de internautas. Los fundadores del sitio Steve Chen, de 27 años, y Chad Hurley, de 29, aparecen hoy felices en su página reiterando su compromiso con la comunidad de usuarios. Eric Schmidt, presidente de Google, se deshace ahora en elogios para YouTube, que "ha construido una potente plataforma de medios".

Hurley y Chen han publicado en YouTube un vídeo en el que confirman la venta de su proyecto, algo que califican de "una noticia excelente". Dan las gracias a todos los que han "contribuido a crear la comunidad de YouTube, no estaríamos aquí sin ellos". De hecho, YouTube se nutre de los vídeos que aportan sus usuarios, no produce contenido propio, por lo que la participación de éstos es fundamental para el éxito de la web.

Como resultado de la operación, los fundadores de YouTube y sus 67 empleados pasarán a formar parte de la plantilla de Google, pero el servicio tendrá autonomía de funcionamiento. La ventaja de pertenecer a un gigante es que podrán ¢beneficiarse de su tecnología y crear nuevas oportunidades para nuestros socios", según ha comentado Chad Hurley. De hecho, este reitera en el vídeo que han conlgado en su página que siguen comprometidos con el desarrollo de ¢nuevas funcionalidades e innovadores herramientas¢ que mejoren YouTube.

Conflictos por los derechos de autor

La envidiable situación de YouTube, que sirve más de 100 millones de clips de vídeo cada día, ha sido más fuerte que el temor que Google pudiera tener a ser demandada por infringir los derechos de autor. El caso es que los internautas publican en esta página películas que han grabado ellos mismos, pero también emisiones televisivas o vídeos musicales protegidos por los derechos de autor. El temor a una demanda se redujo en todo caso ayer, tras anunciarse un trato por el que Universal Music Group ofrecerá a sus vídeos musicales a través de YouTube, similar al firmado ya con Warner Music.

Además, para evitar la piratería, el sitio de vídeos está perfeccionando una tecnología de filtros que permite a los propietarios de derechos eliminar los vídeos piratas. Pero pese a estos esfuerzos sigue existiendo la posibilidad de que alguna cadena de televisión o productora musical denuncie a YouTube por usar sus contenidos sin permiso, más ahora que tras el proyecto se encuentra un propietario con la caja llena.

Segundo lugar entre los más visitados

Con esta compra Google pasa del tercer al segundo lugar entre las páginas más visitadas en EE UU, según datos del mes de agosto recopilados por la firma Nielsen NetRatings. Google y YouTube suman 101 millones de visitas frente a los 106,7 millones de Yahoo y los 98,5 millones de MSN. La empresa de búsquedas fundada por Sergey Brin y Larry Page pagará esta operación con nuevas acciones, algo que apenas afectará apenas a las finanzas del gigante de Internet, que en la actualidad vale 128.000 millones de dólares en Bolsa.

Desde que el viernes se emepzaron a escuchar rumores sobre la posibilidad de que la operación llegase a buen puerto hasta que esta fue anunciada el valor bursátil de Google creció un 2%, con lo que la capitalización bursatil del buscador ha crecido por valor de 6.000 millones de dolares. El número de acciones de Google emitidas para esta transacción estará determinado en la base de la cotización media de los títulos del buscador durante los 30 días anteriores a la transacción, que debería finalizar antes de 2007.

Y es que el del vídeo es un sector en el que hay que estar bien posicionado si se quiere hacer negocio en Internet en unos años. Los beneficios publicitarios de este mercado se multiplicarán por seis de aquí a 2010, llegando a representar cerca del 10% de la publicidad total en Internet, según el instituto eMarketer.

Compras y apuestas acertadas

Google ha preferido en esta ocasión pagar por hacerse con un duro competidor a esperar a que su proyecto propio, Google Video, cuajara. Esta no es evidentemente la primera ocasión en que Google se hace con una compañía que con su tecnología domina un mercado determinado de Internet. Desde hace tres años el buscador ha entrado en el accionariado de múltiples empresas y participado en varios proyectos a través de sociedades de capital riesgo. Pero aunque se limite la lista a adquisiciones ésta tiene mucha envergadura, por el volumen de las operaciones y por lo acertado de sus apuestas.

En el año 2003, por ejemplo, llegó a un acuerdo con adquirió Pyra Labs, la empresa que creó Blogger, un sistema para la creación de blogs que puso al alcance de todos los internautas las herramientas para crear de forma fácil, sencilla y rápida una página web. En junio de 2004 Google se hizo con una participación significativa en el accionariado de Baidú, el buscador más popular de China, un mercado que se ha disparado en los últimos años y que, pese a las dificultades políticas, ofrece múltimes oportunidades de negocio para las compañías de Internet. Pese a ello, Google se deshizo de su participación en junio de 2006.

Un mes después, en junio de 2004 compró Picassa, un software para el tratamiento y organización de imágenes en formato digital que ahora ofrece de forma gratuita, y en octubre de ese mismo año se hizo con la compañía especializada en mapas e imágenes vía satélite Keyhole, con la que ha impulsado sus productos Google Maps y Google Earth. En 2006 compró Writely, un procesador de textos online, animando el debate sobre la posibilidad de que algún día no se necesite tener en el ordenador los programas más habituales, pues éstos podrán usarse online.