CincoSentidos

Alarde de diseño en la Ciudad Condal

Estética vanguardista para ofertas culinarias que van de lo mediterráneo a lo oriental

A finales de mayo se inauguraba Evo, una de las novedades más esperadas de la temporada. La expectación venía dada no sólo por la figura del cocinero que se iba a hacer cargo del mismo, Santi Santamaría, el reconocido chef y propietario del Can Fabes (Santceloni, Barcelona), tres estrellas Michelin, sino por la espectacular ubicación del propio restaurante.

Y es que Evo se asienta sobre la torre del hotel Hesperia Tower, en L'Hospitalet, a 105 metros de altura, en una enorme pieza de 22,5 metros de diámetro y 115 toneladas con forma de platillo volante. La enorme cúpula de cristal que lo acoge permite apreciar a los comensales las vistas que se pierden a lo largo de 18 kilómetros. Todo un alarde de vanguardismo arquitectónico obra de Richard Rogers -el arquitecto del Centro Pompidou de París- en función de una carta de gran producto mediterráneo, muy técnica, personal, de enorme delicadeza y sabor; cocina moderna de acento catalán.

Este es, sin duda, el último de los restaurantes de diseño que se han venido a sumar a la nómina de locales ultramodernos que existen en la Ciudad Condal. Y es que si algo caracteriza a Barcelona es el disseny, que forma parte de su imagen exterior y que también ha proyectado a la ciudad internacionalmente. Claro que esa imagen afecta a distintos ámbitos, y la restauración es uno de ellos. El ambiente, la arquitectura del local, el mobiliario, las luces y el color responden a una idea premeditada que se basa en lo contemporáneo, un valor añadido a la gastronomía.

Pioneros en Barcelona a la hora de adaptar el diseño más actual a los restaurantes fue el grupo Tragaluz (desde 1987 ha inaugurado 11 restaurantes, además de un hotel). Su filosofía: ambientes vanguardistas y cocina actual, que juega entre lo mediterráneo y lo oriental, según los establecimientos, a precios comedidos. De sus locales resulta emblemático El Japonés, una taberna de inspiración nipona con largas mesas para compartir sushis, tempuras, sashismis, y de estilo neoyorquino. Aunque quizás más contemporáneo sea Negro-Rojo, restaurante y bar de copas con música de Dj's de moda. Muy fashion, ha ganado premios de interiorismo, basado en los colores que le dan nombre y con una culinaria de fusión mediterránea-oriental, en el primero, y un fast-food japonés en el segundo. En cualquier caso, un derroche estético. Al mismo grupo pertenece Bestial (bajo el hotel Arts y el pez de Frank Gehry), de enormes cristaleras y espectacular terraza-jardín frente al mar. En el interior, mesas y sillas de diseño, colores fuertes (rojo y verde) y como argumentos culinarios, cocina italiana, arroces y pescados.

En la segunda planta del hotel Arts está instalado el Arola, el local barcelonés del dos estrellas Michelin Sergi Arola. Estética de rabiosa actualidad, mucha luz, colorido, vidrio, acero y una terraza-lounge para tomar copas mirando al mar. Culinariamente, tapeo de altura a base de picas-picas y pequeñas raciones, de cocina moderna y de autor con raíces catalanas.

Moderno, colorista y cálido resulta Comerç 24. Mezcla de restaurante y bar de tapas, Carles Abellán plantea una forma muy cosmopolita de comer en la larga barra de cara a la cocina vista, o en la sala. Su cocina moderna, atrevida, personal se basa en un recetario tradicional actualizado y cambiante, servido en pequeñas raciones.

Locales a la última

Evo. Hotel Hesperia Tower. Gran Vía, 144. L'Hospitalet. Tel.: 934 135 000. Precio medio: 135 euros.

El japonés. Pasaje de la Concepción, 2. Tel.: 934 872 592. Precio medio: 45 euros.

Negro-Rojo. Diagonal, 640. Tel.: 934 059 444. Precio medio: 35 euros (restaurante) y 25 euros (taberna japonesa).

Bestial. Ramón Trías-Fargas, 2-4. Tel.: 932 240 407. Precio medio: 35 euros.

Arola. Hotel Arts. Marina, 19-21. Tel.: 934 838 090. Precio medio: 60 euros.

Comerç 24. Comerç, 24. Tel.: 933 192 102. Precio medio: 42 euros.