Componentes

Thyssen anuncia el cierre de una de sus plantas en Madrid

El grupo alemán ThyssenKrupp ha anunciado a los sindicatos su intención de cerrar la fábrica que mantiene en Villaverde, en Madrid, dedicada a piezas para el automóvil y que emplea a 300 trabajadores. La plantilla iniciará una huelga el próximo martes.

La dirección del grupo siderúrgico alemán ThyssenKrupp comunicó esta semana a los sindicatos su intención de cerrar la fábrica de su filial ThyssenKrupp Bilsen Ibérica en Villaverde, en Madrid.

La planta, que emplea a 300 trabajadores, forma parte de la sección de Automoción de la compañía y se dedica a la producción de barras estabilizadoras (macizas, de torsión y de tensión) y muelles helicoidales (cilíndricos, miniblock, banana, con doble pigtailer) para suspensión de turismos y vehículos ligeros.

El secretario de Política Sectorial de la Federación Minerometalúrgica de CC OO en Madrid, Ángel Jurado, explicó que los directivos de la compañía justificaron el cierre porque 'no les salen los números' tras el constante encarecimiento de la energía y del precio del acero en los mercados internacionales. El consorcio pretende limitar la producción de España en el área de automoción a la que ya mantiene en Alonsotegui (Vizcaya), trasladando la de Madrid a Europa del Este. Los responsables de ThyssenKrupp no atendieron a las llamadas de este diario.

Frente a la posición de la compañía, los representantes de los trabajadores acusan a ThyssenKrupp de incumplir los compromisos pactados en el plan de viabilidad que pactaron en 2004 para garantizar la continuidad de la fábrica de la antigua Thyssen Indusa Mure. Los acuerdos de 2004 contemplaban medidas de congelación salarial así como un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 30 trabajadores.

El ERE estaba condicionado a la continuidad de la actividad, para lo que se pactó un traslado de la fábrica dentro de la propia Comunidad de Madrid. El Ayuntamiento de la capital recalificaría los terrenos de la planta, que se volvería a levantar en otro solar, con nuevas naves y maquinaria.

El pasado lunes el consistorio comunicó la disponibilidad de una parcela de 40.000 metros cuadrados de terrenos industriales. Jurado lamentó que, después de 'tener hechos los deberes', la multinacional anuncie el cierre del centro. CC OO y UGT comenzarán las movilizaciones con una jornada de huelga el próximo día 10.

Progresiva salida del grupo de España

El anuncio de cierre de la fábrica de Villaverde (Madrid) se enmarca en la reorganización internacional que ThyssenKrupp está llevando a cabo y que, en la práctica, ha hecho que el grupo alemán esté reduciendo de forma progresiva su actividad en España.

Así, Thyssen ya ha presentado un expediente de regulación que afecta a toda la plantilla de Electric Lift Equipments (46 personas), con sede en Madrid y dedicada a la fabricación de componentes para los ascensores del grupo. Previamente, había segregado parte de su actividad, que vendió a Mecalux.

El consorcio también ha iniciado los contactos para tratar de vender ThyssenKrupp Servicios Técnicos, filial dedicada al mantenimiento de elevadores, con 500 trabajadores repartidos entre varios centros de Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana.