Los precios de la vivienda usada se estancan en las grandes capitales

Los precios de la vivienda usada en Madrid, Barcelona y Valencia permanecieron estancados durante el tercer trimestre del año, al registrar subidas inferiores al 1%, según el estudio elaborado por el portal idealista.com. En concreto, los precios de vivienda usada en los tres mercados analizados -Madrid, Barcelona y Valencia- apenas experimentaron variaciones durante los meses de julio a septiembre.

En concreto, Barcelona y Madrid subieron un 0,7% y un 0,6% respectivamente, y Valencia cayó un 0,1%. El precio por metro cuadrado en Barcelona se situó en 4.824 euros, mientras que en Madrid ascendió a 4.2456 y en Valencia, con la ligera caída, los precios se mantuvieron en 2.758 euros por metro cuadrado.

La muestra tomada por el portal inmobiliario para la realización del informe fue de 31.840 viviendas, todas de segunda mano y puestas a la venta en Barcelona y sus comarcas, en Madrid y 34 municipios de la comunidad, y en Valencia capital, que están o estuvieron anunciados en la base de datos de 'idealista.com' durante el período de análisis de 30 de junio a 30 de septiembre de 2006.

Madrid, registró el incremento más bajo desde el inicio del análisis del mercado madrileño en el año 2000, a excepción del segundo trimestre de 2004, cuando el precio medio subió un 0,5% como consecuencia de los atentados terroristas del 11M y las elecciones generales.

Madrid, Barcelona y Valencia

En cuanto a los distritos de la capital, el informe detecta caídas de precios en cinco de ellos: el de Vicálvaro que sufrió la bajada más pronunciada, del 4,1%, seguido de San Blas (-1,4%) y Chamartin, Centro y Tetuán, que registraron variaciones negativas por debajo del 1%. Entre los municipios madrileños analizados, fueron siete los que bajaron de precio entre julio y septiembre: San Fernando de Henares, Arganda, Leganés, Aranjuez, Sevilla la Nueva, Rivas Vaciamadrid y Alcobendas.

Pozuelo de Alarcón se sitúa como el municipio más caro de la comunidad de Madrid, tras la capital, y con una subida del 2,6%, se configura como el único de los analizados en el que los precios superaron por primera vez la cota de los 4.000 euros por metro cuadrado.

En Barcelona, dos distritos registraron caídas de precio: Ciutat Vella bajó en tres meses un 1,4% y Horta Guinardó que también vio reducidos sus precios de salida frente al segundo trimestre del año en un 1,2%. Cuatro de los 20 municipios analizados registraron caídas de precio: Sant Joan Despí, donde el precio de la vivienda usada descendió un 3,7 por ciento, Villanova i La Geltrú (-2,7%), Sabadell(-1,8%), mientras que el descenso fue menos pronunciado en Casteldefels(-0,3%).

En Valencia, Citat Vella sufrió un espectacular descenso en el precio medio de la vivienda usada, ya que en sólo tres meses bajó más del 20%, aunque continúa manteniendo su liderazgo como el distrito más caro de la ciudad. La ciudad de Valencia registró una caída del 0,1%. Otros cinco distritos sufrieron bajadas de precios, entre los que destacan Poblats Maritims, que cayó un 4%, seguido de Rascanya (-3,9%).