Legislación

El Gobierno amplía la protección social de los autónomos en su nuevo Estatuto

El texto, acordado con las principales organizaciones, puede beneficiar a los 2,2 millones de emprendedores que no son personas jurídicas

Trabajo considera que una cotización en el entorno del 7% permitiría financiar el sistema, con el fin de que las aportaciones de todo el colectivo permitan sufragar el coste que generen aquellos que pierdan involuntariamente su actividad.

Los beneficiarios del Estatuto del Trabajador Autónomo serán los cerca de 2,2 millones de emprendedores que son personas físicas. De ellos, según datos de Trabajo, cerca de 1.750.000 no tienen ningún asalariado a su cargo, mientras que el medio millón restante no suele superar los tres.

Se regulan además otros derechos, como el de los autónomos dependientes, que son aquellos cuyos ingresos dependen en más de un 75% de un mismo pagador. Los autónomos dependientes tendrán derecho, por ejemplo, a 15 días hábiles de vacaciones al año, es decir, unas tres semanas.

De acuerdo con las agrupaciones de autónomos

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha asegurado que el Estatuto salda una "deuda histórica" y acaba con la "marginación" del colectivo. "Los autónomos, ahora somos alguien. Hasta ahora, éramos los grandes marginados y, a partir de esta fecha, nos vestimos de largo", ha afirmado.

Amor ha destacado que, entre otros aspectos, el texto define y clarifica el trabajo autónomo, contempla los derechos y obligaciones de estos trabajadores y su nivel de protección social, y regula la figura del trabajador autónomo dependiente.