La batalla energética

Bruselas exigirá mañana la retirada de las condiciones impuestas por la CNE a E.ON

La Comisión Europea dará un doble ultimátum a España mañana, según han informado tanto la Cadena SER como Noticias Cuatro. Tanto las condiciones que impuso la Comisión Nacional de Energía a la OPA de E.ON como la Ley del 24 de febrero que ampliaba las competencias de la Comisión Nacional de Energía han sido consideradas ilegales por Bruselas, según los borradores a los que han tenido acceso los citados medios, por restringir la libertad de mercado, entre otras razones.

Las condiciones impuestas por el regulador energético español serán consideradas ilegales por diversas razones, entre ellas el hecho de que no han sido comunicadas con anterioridad a Bruselas, que las tacha de contrarias a la libertad de movimientos y de capital.

En cuanto a la Ley que amplía las competencias de la CNE, y según los borradores, también será declarada ilegal por el Ejecutivo comunitario, ya que restringe la libertad del mercado.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, ha declarado esta tarde que que será "muy estricta" cuando mañana el colegio de comisarios tome una decisión sobre la presunta ilegalidad de las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la OPA de la alemana E.ON sobre la española Endesa. El ministro de Industria español, Joan Clos, por su parte, ha reiterado que el Ejecutivo de nuestro país "respetará la decisión".

"Soy muy estricta y mantengo mi postura", ha declarado la comisaria a la prensa al ser preguntada si el Gobierno español debería retirar las condiciones impuestas a la operación.

Encuentro con Clos

Kroes ha mantenido, durante la mañana de hoy, un encuentro informal con el nuevo ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, aprovechando la presencia de ambos en el Consejo de Competitividad que se celebra en Bruselas. Poco después y en comparecencia pública, la comisaria ha calificado la charla de "agradable" y se ha mostrado convencida de que Madrid acatará el veredicto del Ejecutivo comunitario. "Quedó bastante claro que aceptará nuestra decisión", dijo.

En todo caso, Kroes evitó adelantar el sentido de la decisión ni si el Gobierno español tendrá algún margen de maniobra. Se limitó a recordar que estará en línea con la política de Bruselas, declarando que "especialmente cuando se habla de energía, debe de haber un mercado único europeo". Además, subrayó que el Gobierno español es "uno de los Veinticinco" y que la Comisión hace todo lo que puede para que también España pueda beneficiarse de un mercado único. "Pero entonces tienes que ser coherente".

España "respetará la decisión"

En la misma línea, Joan Clos, el recién estrenado ministro de Industria del Ejecutivo español, había declarado esta mañana que el Gobierno que representa "respetará la decisión de la Comisión". Clos recordó que el derecho comunitario es derecho español y alegó que la decisión de los comisarios será además una guía para resolver los cinco recursos que presentaron distintas empresas contra la decisión del regulador español.

"A partir de mañana", señaló Clos, "estudiaremos con profundidad la resolución de la Comisión y el siguiente paso vendrá a su tiempo en forma de una resolución a los recursos (de alzada) ante los tribunales españoles", agregó.

Además de asegurar el acatamiento del Gobierno a la decisión que tome mañana la Comisión, Clos evitó hacer ninguna previsión sobre en qué sentido será ésta. "Ahora estamos lejos de poder opinar, lo que nos interesa en estos momentos es que las resoluciones que hagamos desde el Gobierno cumplan con el derecho, tanto con el comunitario, que es español también", señaló.