Fusiones

El banco estadounidense Texas Regional decide hoy si acepta la oferta del BBVA

La entidad española quiere cerrar la operación antes de fin de año.- Junto con la compra de State National, y del Laredo -ya en su poder-, el banco quiere copar el primer puesto en el estado de Texas

La junta de accionistas del banco americano Texas Regional decidirá hoy si acepta la oferta de adquisición lanzada por el BBVA el pasado 12 de junio y que supone el desembolso por parte de la entidad española de un total de 2.164 millones de dólares, 1.690 millones de euros a su cotización actual.

El consejo de administración del banco americano ya mostró en su día su posición favorable a la operación, pero será mañana en la junta de accionistas, que se celebrará en la ciudad tejana de McAllen, cuando se confirme definitivamente ese visto bueno. El éxito de la oferta está supeditado a que se consiga el aval de dos tercios del ccionariado.

Si la junta tiene éxito, como se prevé, y se aprueba la operación sobre Texas, BBVA espera que el proceso se cierre antes de fin de año, ya que sólo le faltaría conseguir la autorización del organismo regulador norteamericano.

BBVA 5,25 -0,51%

En junio, BBVA anunció la compra de los bancos estadounidenses Texas y State, aunque en el caso del segundo, la operación se desarrolla más lentamente a la espera de la reunión de su junta de accionistas.

Primer banco de Texas

BBVA pagará por los dos bancos un importe que asciende a los 2.644 millones de dólares (2.065 millones de euros) en efectivo y que financiará a través de recursos propios procedentes de las ventas del 14,7% de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) y del 5,04% de Repsol YPF. Con las ventas de estas participaciones, BBVA ha obtenido en conjunto 2.589 millones de euros, con unas plusvalías de casi 1.100 millones de euros.

La compra de Texas Regional y State National supone para BBVA triplicar su tamaño en Texas, convirtiéndose en dos años en el primer grupo bancario regional de este Estado, la 'octava economía' del mundo, dónde ya controla Laredo National Banc., adquirido en 2005 por 850 millones de dólares.

Con estas dos nuevas adquisiciones, el banco que preside Francisco González se hará con el control de activos por valor de 12.583 millones de dólares, depósitos por 10.134 millones de dólares y una red de 166 oficinas, con lo que espera obtener una clara ventaja competitiva en el mercado hispano de Estados Unidos.

En términos de créditos, el nuevo grupo BBVA resultante en Texas sumará 7.252 millones de dólares, frente a los 2.052 millones actuales, y en depósitos alcanzará los 10.134 millones de dólares, frente a los 3.144 millones de dólares que sumaba hasta ahora.