Buen gobierno

Claves para entrar en el índice de la sostenibilidad

El banco Santander, BBVA, Ferrovial, Telefónica, Iberia, Indra, Gas Natural, Inditex, Repsol o las cuatro eléctricas, Endesa, Iberdrola, Red Eléctrica y Unión Fenosa. Empresas dispares de sectores diferentes que tienen en común estar presentes este año en el Dow Jones Sustainability Index (DJSI). Este índice internacional evalúa y reconoce la labor de las empresas que mantienen buenas prácticas en su negocio en el ámbito económico, medioambiental y social.

Todas quieren entrar pero no todas pueden. Desde Unión Fenosa afirman que estar en el selectivo revaloriza sin duda la cotización de la empresa. 'Los fondos y los inversores cada vez miran más estos detalles y el mercado premia a las empresas que son sostenibles a largo plazo', aseguran.

El exclusivo indicador sólo invita a las 2.500 empresas más potentes del mundo a participar en su proceso de selección. Divididas en sectores, al final sólo quedará un 10% de afortunadas representantes de cada uno. Las elegidas reúnen el 20% de la capitalización de cada grupo industrial. Son empresas punteras según los criterios del Dow Jones en términos de sostenibilidad. Este año, han sido seleccionadas 318 compañías. Hay 46 nuevos integrantes y 36 bajas.

Si aceptan la invitación, comienza el examen. Postularse para el DJSI es casi como presentarse a una oposición. Deben rellenar un cuestionario de 100 preguntas referentes a la actuación de su empresa en las tres materias que evalúa el índice: económico, medioambiental y social. No todas pesan igual, existen criterios generales y específicos para ciertos sectores, dado que cada grupo industrial tiene sus particularidades. La información que se da en el cuestionario tiene que ser pública y contrastable. Muchas empresas se ayudan de expertos y consultoras para superar el arduo trance preparatorio.

De evaluar el cuestionario se encarga gratuitamente la empresa consultora SAM y pone la nota a la empresa según las respuestas. Como en una oposición, la nota que supone estar dentro o fuera depende de lo bien o mal que lo hagan los rivales. Entre el primero y el último que entran de un sector puede haber sólo dos puntos, de los 100 máximos, de diferencia.

La carrera continúa el día después

Dicen los expertos en el DJSI que 'la felicidad de entrar dura el tiempo que tardas en darte cuenta de que te puedes salir'. Y de que tienes que renovar tu puesto, lo que implica rellenar el cuestionario año tras año.

'Lo peor es que te echen del selectivo', afirman desde Unión Fenosa, estimación en la que coinciden los expertos. Renovar la plaza implica competir, intentar ver qué hacen los líderes del sector para mejorar y aplicarlo a la empresa. Un punto de menos es un abismo. 'Estar dentro o fuera a veces es más cuestión de suerte que de la gestión de la empresa, porque depende de la nota de tus rivales', afirman los expertos.