Pymes

Danosa aumenta las exportaciones de sus productos aislantes

La fabricante de aislamientos acústicos e impermeabilizaciones Danosa aprovecha la apertura de su nueva planta para fijarse objetivos de expansión ambiciosos, un crecimiento del 35% en sus exportaciones

La nueva planta de la fabricante de impermeabilizaciones Danosa se alza en Fontanar (Guadalajara). Su próxima entrada en funcionamiento amplía los horizontes de la empresa. Su capacidad de producción crecerá un 50%. Este aumento orienta las inquietudes de la empresa hacia ambiciosos planes de expansión. En tres años, pretenden hacer crecer sus exportaciones un 35%. Prevé llegar a facturar 23 millones sólo en el mercado exterior. A más corto plazo, para 2007, tienen previsto aumentar un 20% su facturación.

Danosa es mediana de tamaño pero grande en su sector. En 2005 facturó 85 millones de euros con una previsión para el cierre de 2006 de 90 millones. Tiene una cuota de mercado del 40% en España. Es la sexta compañía europea del sector de la impermeabilización. Emplea a más de 200 personas y tiene presencia en 30 países de los cinco continentes.

Además de grande, es inquieta. Desde el punto de vista de la internacionalización, Danosa abrió sus primeras filiales en Francia y Portugal en 1992. Para 2007, quiere abrir otras dos en Marruecos y el Reino Unido. 'Nuestros mercados naturales son Latinoamérica, Europa y el norte de África', afirma Alberto del Río, director general de Danosa. 'Nuestra estrategia pasa por aumentar la presión comercial, ser más locales para dar un mejor servicio a nuestros clientes', afirma Del Río. La empresa acaba de contratar a un director de ventas internacionales para que potencie el trabajo de las filiales y se ocupe de las exportaciones.

Inquieta en innovación

La empresa fue fundada en 1964 por el químico Manuel del Río, patriarca de una compañía que ahora gestionan sus cinco hijos. Del Río padre admite que 'encontró un nicho de mercado interesante' en la fabricación de láminas asfálticas impermeabilizantes. El crecimiento de Danosa fue 'lento pero seguro', estima el fundador, que fue el que inició las ventas fuera de las fronteras españolas.

'La innovación es fundamental para nuestro negocio', asegura Del Río hijo. La empresa es responsable de algunas de las mayores innovaciones del mercado. Hace un par de meses, sorprendieron al sector abriendo su negocio a la fabricación de láminas sintéticas o de PVC para impermeabilizar.

Giros así son usuales en Danosa. En 1995, desarrolló una cubierta impermeabilizante ecológica destinada a zonas urbanas. Este tipo de cubierta protege el aparcamiento de la terminal 4 de Barajas (Madrid). En 2003 desarrollaron unos aislamientos acústicos 'pioneros en su mercado', afirman.

Los directivos participaron a través de asociaciones en la redacción del Código Técnico de Edificación (CTE), de reciente entrada en vigor, y sus productos contribuyen a su cumplimiento. 'Antes de que fuera obligatorio, estaban adaptados al CTE', estima Del Río.