Ferrocarril

Renfe licitará equipos de seguridad para sus trenes de cercanías por 100 millones

Renfe convocará en breve un concurso para dotar a unos 200 trenes de su red de cercanías en Madrid de los equipos embarcados del nuevo sistema de señalización y seguridad ERTMS.

El sistema de señalización cuya instalación ha causado más problemas en la red ferroviaria española, el llamado ERTMS, por fin ha logrado imponerse. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció la pasada semana que el AVE a Lérida correrá en breve a 280 kilómetros una vez que se dan por superadas las reticencias iniciales.

Ahora se anuncia que Renfe convocará 'en breve' un concurso para dotar a sus aproximadamente 200 unidades de trenes de cercanías de Madrid de equipos embarcados capaces de leer este tipo de señalización. La licitación prevé una inversión de unos 100 millones de euros. Con anterioridad, Fomento ha convocado otro concurso para instalar los sistemas de vía de este sistema en la red madrileña.

Las principales multinacionales de la fabricación de trenes ya han anunciado su intención de competir en los dos concursos que componen la implantación en Madrid de esta tecnología. Junto a una nueva licitación para completar el parque de trenes de tipo Civia, son las últimas grandes licitaciones que se prevén tras una serie de adjudicaciones de material rodante y equipos de vía por más de 5.000 millones de euros.

España es el país que ha realizado una mayor inversión en este controvertido sistema de señalización, ya que el Adif tiene comprometido un gasto de 1.078 millones en este problemático equipamiento para 1.300 kilómetros de la red del AVE, y Fomento otros 162 millones en la red de cercanías. Ahora Renfe completa la apuesta.

El empeño de las entidades españolas en este sistema no es gratuito. La Unión Europea está empeñada en equipar su red troncal de trenes (unos 20.000 km) con un único sistema de seguridad que permita a un convoy circular por las vías de cualquiera de sus países miembros. Este sistema no es otro que el ERTMS. Bruselas ha decidido invertir 4.000 millones en su extensión (de los que la mitad se financiarán con fondos comunitarios) hasta el año 2014.

Por otra parte, el consorcio formado por el fabricante canadiense Bombardier y el español Talgo han suministrado las dos primeras cabezas tractoras y los vagones intermedios del primer tren del modelo S-130, que Renfe les adjudicó hace dos años en un pedido de 44 unidades.

Este tren está equipado con ejes capaces de adaptarse para doble ancho de vía y su velocidad máxima se situará en 250 kilómetros por hora. En principio, está destinado a sustituir los servicios de tipo Altaria que actualmente realizan por la línea AVE y convencionales composiciones de Talgo Pendular tiradas por locomotoras de Siemens.

La pruebas de este material se iniciarán de inmediato y se espera que puedan concluirse el próximo mes de julio cuando se hayan cubierto los 100.000 kilómetros necesarios para homologar un tren que es nuevo.

El operador suma 3.333 millones de patrimonio

Fomento ha asignado a Renfe un conjunto de bienes y derechos reconocidos por el Estado que suman un valor contable de 3.333 millones de euros, tras la segregación de los activos con motivo de la liberalización del sector, cuya contraparte es el Adif. Entre estos activos, destacan fondos propios por 1.230,48 millones, todo el parque de trenes que opera, estimado en unos 1.779,14 millones; los talleres de mantenimiento de trenes, y un patrimonio inmobiliario en el que destaca un lote de edificios en Madrid que si bien presenta un valor en libros de 9,78 millones, este importe es ampliamente superado por el valor que pueden alcanzar en el mercado. Entre estos activos se encuentran cuatro inmuebles de los ubicados en la Avenida Ciudad de Barcelona junto a la estación de Atocha.