Cada día, un Blog

"La Tierra es pacífica desde aquí, no se ven todas esas cosas que salen en las noticias"

La primera turista espacial afirma que publicará en Internet su experiencia en el espacio

Anousheh Ansari no es sólo la primera mujer que viaja al espacio como turista, también ha anunciado que será la primera en mantener desde la Estación Espacial Internacional un diario personal en Internet en el que cuente su experiencia en órbita. Ayer, para abrir boca, se publicó uno de sus correos electrónicos en el blog de la Fundación X Prize.

La turista espacial estadounidense de origen iraní, de 40 años, se encuentra en la Estación Espacial Internacional, donde permanecerá nueve días antes de regresar a la tierra el próximo 29 de septiembre. Además de empresaria, Ansari es especialista en telecomunicaciones, y se espera que mientras se encuentra en el espacio realice algunos experimentos para la Agencia Espacial Europea y el consorcio aerospacial ruso.

Ocupaciones que en todo caso le dejarán tiempo libre para participar en conferencias y entrevistas a través de Internet, grabar vídeos consultar el correo electrónico y, según ha anunciado, mantener un diario personal en la Red, un blog del que ayer dio un pequeño avance a través de la página de la Fundación X Price -organización que promueve la implicación del sector privado en la aventura espacial-, de la que es miembro y donante destacada.

En la página spaceblog.xprize.org, que hasta ahora había informado sobre las actividades de Ansari en los días previos al lanzamiento de la nave rusa Soyuz TMA el pasado lunes, puede leerse ahora el mensaje que Ansari ha enviado desde la Estación Espacial Internacional (EEI) al presidente de la Fundación X Prize, Peter H Diamendis.

En ese mensaje la primera turista espacial de la historia cuenta que nada más llegar a la EEI se sitió "como en casa", recuerda que ha estado tomando notas desde el lanzamiento y anuncia que publicará un blog durante su viaje.

También cuenta que el despegue fue "muy suave", que el trayecto hasta la estación "fue muy largo pero mereció la pena" y que hasta que llegó a la EEI no pudo despegar los ojos de la ventana. "La Tierra es magnífica y pacífica desde aquí, no se ven todas esas cosas que salen en las noticias", afirma. "Es tan bella que si todos pudiéramos verla de este modo estoy segura de que haríamos todo lo que estuviera en nuestra mano para preservarla".