_
_
_
_
Petrolera

Total comunica a la CE que tomará el control de la gestión de Cepsa

La petrolera francesa Total comunicó a la Comisión Europea que tomará el control exclusivo de la gestión de la española Cepsa, que ha ejercido conjuntamente con el banco Santander Central Hispano, según confirmó un portavoz de la compañía gala. Esta comunicación forma parte del acuerdo anunciado en agosto pasado entre Total y SCH para cumplir un laudo del Tribunal de Arbitraje de La Haya y zanjar el litigio que mantenían las dos empresas desde 2003.

Total comprará a la entidad que preside Emilio Botín un 4,35% de las acciones, por lo que pasará a controlar el 48,83% de Cepsa si la operación es admitida por las autoridades comunitarias de la competencia, añadió el portavoz. Precisó que Total no tiene previsto aumentar más su presencia en Cepsa, de forma que no controlará la mayoría del capital y, en ese sentido, nombrará menos de la mitad de los representantes en el consejo de administración.

'En términos de la legislación bursátil española no tendremos el control de Cepsa, porque nombraremos menos de la mitad de los puestos del consejo, pero según las reglas comunitarias de la competencia sí, por eso se lo hemos comunicado a la Comisión Europea', aseguró.

El Diario Oficial de la Unión Europea publicó el viernes que Total había notificado el pasado día 8 su proyecto para controlar Cepsa de forma exclusiva y no compartida con el SCH, como hasta ahora.

Según el pacto, Total recupera sus derechos políticos sobre el paquete accionarial del 8,3% que posee en Cepsa a través de la sociedad Somaen Dos. Además, adquiría al banco otro 4,35% del capital a 4,54 euros por acción

Tras el acuerdo, el SCH controlará el 27,9% de Cepsa y Unión Fenosa el 5%. El resto del accionariado lo controlan IPIC (sociedad estatal de Abu Dhabi) en un 9,5% y un 8% de las acciones constituirán el capital flotante.

Rusia eleva la presión sobre las petroleras

El ministerio ruso de recursos naturales ha incrementado la presión sobre las petroleras extranjeras que operan en el país a través de alianzas con firmas locales, entre ellas Total, Exxon Mobil y Royal Dutch Shell. El Ejecutivo ha obligado a las compañías a presentar los acuerdos originales de producción firmados en la década de los 90, detallando exactamente qué beneficios obtendría Rusia con los proyectos, informa Bloomberg. Las tres empresas han recibido en los últimos meses demandas millonarias por parte del Gobierno de Vladimir Putin por supuestas infracciones medioambientales.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_