Industria automotriz

Ford pretende recortar 45.000 empleos antes de 2009

La compañía automovilística Ford, tercer fabricante del mundo, ha anunciado hoy que recortará 10.000 puestos de trabajo, que se añaden a la anterior reducción de 4.000 empleos. Asimismo, la empresa cerrará dos de sus plantas en Norteamérica, según ha anunciado la compañía en un comunicado, en el que añadió que también pretende deshacerse de otros 30.000 trabajadores mediante jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas.

En total, la compañía automovilística pretende deshacerse, mediante sus planes de reestructuración, de un total de 45.000 trabajadores antes del año 2009, casi la mitad de su actual plantilla. El segundo fabricante de autos de Estados Unidos afirma que sus complicadas operaciones en Norteamérica no serán rentables, sobre una base anual, antes de 2009, un año después de lo proyectado originalmente. Así, la compañía cerrará su planta en Maumee (Ohio) en 2008, y su fábrica de motores en Essex (Ontario), durante el próximo año.

El nuevo plan, la tercera reestructuración de Ford en cinco años, reemplaza al programa inicial "Hacia Adelante", que fue anunciado en enero de este mismo año, y que pretendía reducir hasta 30.000 empleos y cerrar 14 plantas para el 2012.

Tras la pérdida de 1.400 millones de dólares de la empresa en el primer semestre y una caída en las ventas de sus camionetas y vehículos deportivos utilitarios, la automotriz se comprometió a ser más agresiva en su reestructuración.

El pasado 15 de julio, los miembros del consejo de administración de Ford decidieron rebajar a la mitad sus remuneraciones, en el marco del anterior programa de reducción de costes. El presidente de Ford, William Clay Ford, indicó entonces que los miembros del consejo ¢eran conscientes de las dificultades y sacrificios¢ que lleva a cabo la empresa.