Sanidad

Redsa crea una plataforma de gestión para aseguradoras sanitarias

La firma, participada al 50% por Asisa, lanza Sanired, un punto de unión entre hospitales y médicos y compañías de seguros. La solución automatiza el 100% de las prestaciones médicas del sector sanitario.

Automatizar el 100% de los procesos que conlleva un acto médico, desde que un paciente entra en la consulta de un médico o un hospital hasta que ésta finaliza, pasando por todas las pruebas necesarias para llegar al diagnóstico, o cualquier transacción de un proveedor, es el objetivo de la plataforma denominada Sanired, que ha puesta en marcha la compañía española Redsa.

Su presidente y accionista al 50% junto con Asisa, Joaquín Moya Angeler, destacó durante su presentación ayer en Madrid que la nueva plataforma tecnológica, que no depende de ningún centro autorizador bancario, nace específicamente diseñada para este sector y que permite a las compañías de seguros automatizar todos sus procesos de gestión y control con los proveedores de prestaciones sanitarias a través de una red propia de 15.000 terminales.

Moya Angeler explicó que, el sector asegurador sanitario necesita mejorar mucho su infraestructura tecnológica, y apuntó que 'se calcula que sólo entre un 20% y un 25% del total de los actos médicos que se realizan en España cuentan con plataformas automatizadas que permitan normalizar, validar y autorizar las prestaciones médicas o los conceptos de facturación. El resto de las prestaciones se siguen controlando de forma manual, lo que implica posibilidad de errores e incluso de fraude'.

El director general de Redsa, Jesús García, destacó por su parte que las compañías de seguros reciben diariamente el reporte de multitud de actos médicos provenientes de diferentes proveedores y cada uno tiene formatos diferentes que es necesario normalizar. 'Nuestro objetivo es convertirnos en un punto neutro que, situado en el medio de este proceso, lleve a cabo una actividad de normalización o estandarización de esta información y de sus diferentes procesos'.

La plataforma aporta diferentes beneficios, según ambos directivos: optimiza el seguimiento y control de las prestaciones, eliminando errores manuales, acortando los plazos de facturación y reduciendo los costes de mecanización. Además, 'la plataforma va asociada a una potente red de terminales que puede integrarse fácilmente con la infraestructura con la que ya cuenta el cliente o ser utilizada de forma independiente, en aquellas zonas dónde no cuenten con despliegue de red', subrayó García.

El presidente de Redsa recordó que el sector asegurador sanitario era 'muy personalista y cada empresa ha trabajado de manera muy independiente. Con esta nueva plataforma avanzamos en la integración, evitando sistemas rígidos y creados a medida cuyo desarrollo supone un coste elevadísimo en tiempo y dinero'. Para los responsables de Redsa, el potencial de negocio de la plataforma es enorme, 'sobre todo si incluimos también la sanidad pública, donde se hace necesario, por ejemplo, medir y controlar el flujo de los desplazados'.

Ventajas. Una solución modular y bajo la fórmula de pago por uso

Sanired incluye diferentes soluciones abiertas por módulos, para la automatización y control de hospitales, centros médicos, laboratorios, ambulancias, etcétera, lo que agiliza la integración con las soluciones del cliente y dotando a éste de mayor rapidez para el despliegue de servicios.

Junto a su modularidad, la plataforma está dotada de una red de 15.000 terminales ubicados en más de 25.000 médicos, un 80% del colectivo vinculado con compañías aseguradoras. Los clientes de Sanired pueden hacer uso de la red con independencia del resto de servicios y soluciones de la plataforma.

La plataforma basada en estándares abiertos de internet permite aplicar al cliente el modelo de pago por uso, permitiendo que las aseguradoras paguen por transacción.