Multinacional

Roca destina 40 millones a una fábrica de sanitarios en Rusia

La multinacional catalana Roca ha puesto en marcha una nueva planta en Rusia especializada en la producción de porcelana sanitaria en la que ha invertido 40 millones de euros. La nueva factoría se ubica en la localidad de Tosno, cercana a San Petersburgo, sobre unos terrenos de 99.000 metros cuadrados, de los que están edificados 26.000.

Su capacidad de producción inicial es de 600.000 piezas anuales, aunque sus responsables no descartan realizar ampliaciones en el futuro para que la factoría alcance los 1,2 millones de sanitarios. El resto de productos para el cuarto de baño (grifería, bañeras y accesorios) continuarán siendo exportados desde otras factorías de la compañía.

Con las nuevas instalaciones, Roca quiere fortalecer su presencia en este país, al que ya atendía mediante la exportación, y crecer además en el segmento de la porcelana sanitaria. La factoría fue inaugurada el viernes por los máximos directivos de la compañía.

José Miguel Roca, gerente del grupo, explicó que 'Rusia es un mercado muy relevante para Roca, ya que como países como Brasil, China e India, incorporan a la economía global unos mercados enormes en rápido crecimiento'. En los últimos meses, Roca ha llevado a cabo una intensa política de adquisiciones, concentradas principalmente en Asia y Europa del Este. La última de ellas ha sido la división de sanitarios de la china Eagle Brand, por 25 millones de euros. Otras operaciones han sido la toma del 50% de la india Parryware Glamourooms, división del gigante indio EID Parry o la compra de la croata Inker.

El grupo, que cuenta con plantas en cuatro continentes, alcanzó unas ventas en 2005 de 1.669 millones de euros.