Desechado

El Ecofin descarta bajar los impuestos a los carburantes

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea decidieron no tocar los impuestos que gravan los carburantes, a pesar de que el barril de petróleo se ha encarecido un 80% en un año y medio.

Los ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) de la Unión Europea, reunidos el viernes en sesión informal en Helsinki, descartaron una rebaja de impuestos para compensar el impacto de la escalada del precio del petróleo. 'Hemos acordado abstenernos de tomar medidas fiscales que frenen o retrasen los ajustes necesarios (de la oferta y la demanda)', señaló al término del encuentro Eero Heinäluoma, ministro finlandés de Economía y presidente de turno del Ecofin.

El Ecofin, al igual que hiciera hace un año, recomendó combatir la carestía de carburantes, combustibles y calefacción con una mejora de la eficiencia energética, una diversificación de las fuentes de energía y un aumento de la capacidad de producción propia.

El comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, alabó esta decisión, y la comparó con la desbandada de rebajas fiscales que trajo la última crisis del petróleo hace cinco años. 'Esta vez se ha reaccionado de manera más coordinada, más eficaz y más pensada', señaló.

El comisario atribuyó a esta eficacia el hecho de que, a pesar de un aumento del 80% en el precio del barril del petróleo desde enero de 2005, la zona Euro y la UE presenten un nivel de inflación aceptable (2,5%) y una vigorosa recuperación económica. 'Realizar rebajas fiscales en este momento para aliviar el impacto de la carestía del petróleo enviaría una señal equivocada a los consumidores'. Por el contrario, la Comisión y los ministros defendieron la necesidad de aprovechar los tiempos de bonanza para continuar con el saneamiento de las finanzas públicas. En ese sentido, el Ecofin se congratuló por la evolución del déficit público en Alemania, que en 2006, por primera vez en cinco años, podría situarse por debajo del 3% de su PIB, máximo permitido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

Poco antes de la reunión del Ecofin, los ministros de Economía de la zona Euro (Eurogrupo) decidieron prolongar hasta 2009 el mandato de Jean-Claude Juncker, el ministro luxemburgués que desde 2005 ocupa el puesto de portavoz de los Doce.

Juncker había supeditado su reelección a una relación más fluida con el presidente del Banco Central Europea, Jean-Claude Trichet, pero ayer finalmente decidió dejar a un lado sus trifulcas con el francés.