Ralentización

La OCDE muestra un indicador de futuro menos optimista

l El producto interior bruto (PIB) de Italia creció un 1,5% anual en el segundo trimestre, según las cifras hechas públicas el viernes por el Instituto italiano de Estadísticas. Este incremento se debió, sobre todo, al avance del sector financiero y el inmobiliario.

Los indicadores de coyuntura del mes de julio pasado apuntan a una ralentización del crecimiento en la zona OCDE, integrada por los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), una tendencia especialmente marcada en Japón, Italia, Alemania y la zona euro.

Según los datos mensuales de los indicadores de coyuntura hechos públicos el viernes por la OCDE, las grandes economías emergentes presentan, por su parte, dos tendencias: Un 'ligero debilitamiento' de las perspectivas para China y 'una expansión regular' para India, Rusia y Brasil.

Mientras, el índice de paro estandarizado de 27 países de la OCDE se mantuvo en julio en el 6%, 0,6 puntos menos que hace un año. En la zona euro se situó en el 7,8% y en EE UU, en el 4,7%.

El indicador compuesto avanzado, que permite vislumbrar a varios meses vista los puntos de inflexión de la economía, bajó 0,3 puntos para el conjunto del conocido como 'Club de los países desarrollados' a 109,5 puntos en julio. Esa caída se debe al retroceso de Japón (1,1 puntos menos, hasta los 98,9), Italia (-0,9 puntos a 96,6), Alemania (-0,5 puntos a 113,2) y la Unión Económica y Monetaria (UEM) en su conjunto (-0,3 puntos a 109,1), pese a la subida de las perspectivas elaboradas para Francia (+0,1 puntos a 107,8). La evolución fue especialmente positiva para Canadá (+0,8 puntos a 104,1), mientras para Estados Unidos la proyección se mantuvo sin cambios en julio.

Al margen de los países de la OCDE, el indicador para China subió un punto hasta los 221,9; 1,1 puntos en el caso de Rusia; 2,1 puntos para Brasil; y 0,4 puntos en India.