CincoSentidos

Menos libertad y más seguridad

Temerosos ante la amenaza del terrorismo internacional, hasta el punto de estar dispuestos a ceder en parte sus libertades civiles. Así se manifiestan los españoles en el último estudio internacional sobre opinión pública Transatlantic Trends 2006, hecho público ayer por la Fundación BBVA (partícipe junto a la German Marshall Fundo (Estados Unidos), la Compagnia de San Paolo (Italia), la Fundaçao Luso-Americana (Portugal) y la Tipping Point Foundation (Bulgaria).

A casi dos años y medio del 11-M, el 77% de los españoles considera al terrorismo internacional una amenaza 'extremadamente importante', frente al 66% de los europeos y casi igualando a los estadounidenses (79%). Además, el 40% de los nacidos en España se pronuncia a favor de que vigilen sus llamadas telefónicas y un 56% dice estar de acuerdo con que el Gobierno espíe sus transferencias bancarias y sus comunicaciones a través de internet. Incluso, más del 70% de los españoles se manifiesta a favor de la instalación de cámaras de vigilancia en los lugares públicos. El sentimiento es compartido con los europeos y estadounidenses, si bien en Norteamérica la oposición a que el Estado espíe las cuentas bancarias es mayor.

El estudio recaba las actitudes de los ciudadanos europeos y estadounidenses sobre la política exterior y las relaciones internacionales. Y muestra que a ambos lados del Atlántico, y con las naciones en un nuevo estado de alerta por el conflicto abierto entre Israel y Líbano, la inquietud ante las amenazas globales es a grandes rasgos compartida.

Cada vez más europeos, el 52% frente al 41% del año pasado, ven al fundamentalismo islámico como una amenaza 'extremadamente importante'. A su vez, el 58% de los europeos interpreta de la misma manera la adquisición de armas nucleares por Irán, frente al 75% de los norteamericanos y al 68% de los españoles.

El 45% de los europeos se manifiesta a favor de una intervención militar en ese país en el supuesto caso de un fracaso en las negociaciones abiertas (que piden se mantengan el 85% de la muestra). Los estadounidenses son más belicosos, el 53%.

España está bien vista por europeos y norteamericanos

España figura entre los países europeos mejor valorados, tanto por los propios habitantes de Europa como por los nacidos en Estados Unidos. En una escala del 0 al 100, todas las valoraciones sobre España superan los 60 puntos, con la excepción de Turquía, uno de los países que se integrará próximamente a la UE. En ambas puntas de la escala se sitúan Rumanía, con 78 puntos, y Turquía, que otorga al país sólo 31 puntos. Hay al menos otro dato curioso: según el estudio, mientras que España valora a Estados Unidos con una media de 37 puntos, los americanos valoran a España con 61 puntos de media.