Telefonía móvil

Semana clave en Bruselas en la polémica por el IVA de las licencias de UMTS

Los operadores de telefonía móvil europeos, que han pagado miles de millones por licencias de UMTS o tercera generación que todavía tienen que transformarse en ingresos, sabrán esta semana si están más cerca de recuperar parte de su inversión con la devolución del IVA que pagaron a los gobiernos.

El caso está en manos del Tribunal Europeo de Justicia, donde el jueves se conocerá el dictamen del abogado general de esta institución. Sus conclusiones se refieren al caso británico, donde cinco operadoras -Telefónica, a través de O2, entre ellas- pagaron en el año 2000 más de 33.000 millones de euros por licencias de UMTS y ahora piden que les devuelvan 4.850 millones que, afirman, corresponden a un IVA que el Gobierno no tenía derecho a cobrar.

Este jueves, el abogado general dirá si tienen o no razón, en un dictamen que no es vinculante para el Tribunal de Justicia Europeo, pero que se suele seguir al pie de la letra. La sentencia definitiva todavía tardará en conocerse y entonces tendrá que ser aplicada por el tribunal británico donde se presentó la demanda.

Pero no sólo las compañías británicas están pendientes de este juicio, sino decenas de ellas en 25 países de la UE. Y es que las subastas de UMTS recaudaron miles de millones en todo el continente y si la UE considera que el IVA tiene que devolverse, las reclamaciones se multiplicarán.