Desempleo

La afiliación a la Seguridad Social sufrió en agosto la mayor caída en seis años

El número de desempleados creció un 1,4% en agosto respecto al anterior mes, aunque en términos interanuales encadena el quinto mes de descenso.

El número de parados inscritos en las oficinas de empleo aumentó en 28.693 personas en agosto respecto al mes de julio, según los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Trabajo.

A pesar del dato, Valeriano Gómez, secretario general de Empleo, le restó importancia, 'ya que el número de desempleados ha bajado en 1.000 personas respecto a agosto de 2005, con lo que ha encadenado el quinto mes consecutivo de descenso en términos interanuales y la contratación indefinida ha registrado un récord, con la creación de 140.000 contratos, un 52% más que en agosto de 2005'. Así, uno de cada diez contratos que se firmaron el pasado mes fue indefinido, lo que supone, en palabras de Gómez, 'tres puntos por encima de la media habitual y una buena señal de que los incentivos para convertir contratos temporales en indefinidos han tenido muy buena acogida', aseguró.

Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, se mostró igual de optimista al presentar los datos de afiliación a la Seguridad Social, que registró en agosto una media de 18,7 millones de afiliados. Sin embargo, no ocultó su preocupación porque en el mismo mes se produjo la mayor caída de los seis últimos años en términos interanuales, con un descenso de 167.964 personas, el doble que en agosto de 2005.

A su juicio, esta caída se ha producido por el proceso de normalización de extranjeros de 2005 y a que los extranjeros están adaptando sus ritmos de descanso a los mismos meses que los españoles. El secretario general de empleo fue un poco más allá y se mostró extrañado de que el sector que más haya influido en el aumento del desempleo haya sido la construcción (creció un 7,1% en agosto), a pesar de que sea el mejor mes desde el punto de vista climatológico para la actividad de las obras.

También se presentaron los datos sobre los gastos en prestaciones de desempleo en julio, que ascendieron a 1.127,9 millones de euros, lo que supone un incremento de 10,7% en términos interanuales. El número de beneficiarios por prestaciones de desempleo en julio era de 1,31 millones de personas, un 3,5% más que en julio de 2005. El secretario de Empleo hizo especial énfasis en la aportación de los inmigrantes, ya que el 10% de los desempleados pertenecen a ese colectivo y tan sólo el 5,6% de los beneficiarios son inmigrantes.

Llegar al medio millón de indefinidos

Los efectos de la reforma laboral, en especial los incentivos para convertir contratos temporales en indefinidos, vigente hasta diciembre de 2006, empiezan a surtir efectos en el mercado laboral. En julio y agosto se firmaron 160.669 contratos indefinidos bonificados, de los que 126.901 se produjeron bajo la citada modalidad de conversión.

Este ritmo implica que se crearon 85.208 empleos indefinidos más que en agosto de 2005, lo que representa un 204,3% más. Valeriano Gómez, secretario general de Empleo, apuntó que la verdadera medida sobre la efectividad de las conversiones la dará septiembre, 'ya que julio y agosto suelen ser flojos en la creación de empleo'.

Preguntado por si se van a alcanzar las estimaciones del gobierno, que preveían la conversión de medio millón de contratos para finales de este año, Gómez considero factible conseguir 375.000 contratos indefinidos, 'con lo que se cerraría el año con 800.000 nuevos contratos indefinidos, de los que 500.000 serían fruto de las conversiones'.