Finanzas

Una de cada cuatro cajas se acerca al nivel de eficiencia de la banca

Trece de las 47 cajas de ahorros consiguieron en junio situar su eficiencia por debajo del 50%. æpermil;sta era una de sus asignaturas pendientes, ya que la fuerte expansión de los últimos años había penalizado esta ratio. La media del sector se sitúa en el 54,02%, 4,5 puntos menos que hace un año. Sin embargo, la distancia con los bancos aún es amplia, con una eficiencia instalada en el 48,13%.

Las cajas han conseguido meterse en los primeros puestos del ránking por eficiencia (porcentaje de los ingresos que absorben los gastos) del sector financiero español. De las 20 entidades que pueden presumir de contar con una eficiencia inferior al 50% (cuánto más baja es, mejor), 13 son cajas. La mejora de esta ratio se había convertido en uno de sus objetivos prioritarios, después de que la fuerte expansión de su red de oficinas hubiera disparado los gastos del sector en los últimos años.

Sin embargo, las cajas han logrado mantener el pie en el acelerador en la apertura de sucursales y, al mismo tiempo, contener los gastos. En conjunto, esta partida creció en el primer semestre un 6,24%, hasta los 5.779 millones de euros. Un porcentaje muy reducido si se compara con la marcha del negocio, que se ha incrementado a ritmos del 14%.

Una mezcla rentable

Esta mezcla ha permitido a las cajas cerrar junio con una eficiencia media del 54,02%, 4,52 puntos por debajo del mismo periodo del año anterior. La Caja Municipal de Burgos y Caja Murcia ocupan la segunda y cuarta plaza de la clasificación, con una ratio del 37,06% y del 38,61%, respectivamente.

Otras cinco entidades destacan por la fuerte mejora que ha experimentado su eficiencia en los últimos doce meses. æpermil;stas son Caja Madrid, BBK, Caixa Catalunya, Caja Badajoz y Cajasur, donde el descenso ha sido superior a los diez puntos.

Aún así, la brecha con los bancos es amplia. La media de eficiencia de las entidades matrices, que refleja su actividad en España, se colocó el pasado junio en el 42,82%, lo que supone un descenso de 6,45 puntos en los últimos doce meses.

Si se tienen en cuenta los grupos consolidados, este porcentaje, sin embargo, se eleva al 48,13%, ya que las filiales de la gran banca en el extranjero lucen unas ratios de eficiencia bastante peores. æpermil;ste es el caso de la franquicia latinoamericana del Santander y del BBVA o del británico Abbey, adquirido por el primero hace ahora un año y medio.

El Banco Popular vuelve a ganar la medalla de oro, con una ratio del 32,98%, una de las mejores de todo el sistema financiero europeo.

El BBVA se sitúa en tercer lugar, con el 37,97%, 12,19 puntos menos que en junio de 2005. Esta diferencia se explica porque la entidad ha incluido las plusvalías procedentes de la venta de su participación histórica en Repsol del 5,04% en el resultado por operaciones financieras, con lo que esta partida se elevó a 889 millones de euros. Sin éstas, la mejora de la eficiencia del BBVA en este periodo se cifra entre tres y cuatro puntos, según el banco.

Su rival, el Santander, ocupa la séptima plaza, con el 42,28% y una mejora de 7,26 puntos.

En el furgón de cola se sitúan Simeón, filial del portugués Caixa Geral de Depósitos, y Credit Suisse. Entre las entidades de ahorros, Caja Guadalajara ostenta el peor registro, al absorber sus gastos el 72,86% de los ingresos.

Las entidades retoman la carrera por el tamaño

Bancos y cajas han retomado en los dos últimos años la obsesión por el tamaño. Tras un paréntesis en el que la mayoría de las entidades dejaron aparcados sus planes de expansión por el territorio nacional, ahora el sector financiero vuelve a tener en marcha ambiciosos planes de crecimiento de su red.

La Caixa espera cerrar este ejercicio con 5.000 oficinas, la mayor red de toda España, tras mantener un ritmo de aperturas anual de unas 150 agencias. Pero el mayor salto lo han dado la valenciana Bancaja, que en dos años y medio ha inaugurado 623 oficinas, hasta alcanzar las 1.449. La CAM también ha rebasado el listón de las 1.000 sucursales (ahora tiene 1.010), después de abrir 140 desde finales de 2003.

Esta tendencia no ha sido exclusiva de las cajas. El BBVA se marcó como meta en su último plan estratégico sumar 500 nuevas sucursales, mientras que el Santander piensa abrir este año 150. Estas dos entidades contaban en junio con 3.635 y 2.706 oficinas, respectivamente, en España.

Según los últimos datos del Banco de España, los bancos tenían el pasado marzo un total de 14.680 agencias y las cajas, 22.600.