Concentración energética

La Comisión rechaza la mayoría de las condiciones de la CNE a la OPA de E.ON

La Comisión Europea considera que la mayoría de condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la fusión de E.ON y Endesa son incompatibles con la legislación comunitaria, según ha informado hoy el llamado ejecutivo comunitario. En las conclusiones preliminares de la Comisión, que ya han sido notificadas a las autoridades españolas, se indica que las exigencias de la CNE violan las reglas europeas sobre libre movimiento de capitales y la libertad de establecimiento.

El organismo que preside Durao Barroso cree que las exigencias del regulador español no se justifican por la seguridad pública y no son necesarias ni proporcionadas para la protección de esa seguridad pública. Si estas conclusiones preliminares se confirman, la Comisión podría concluir que España ha violado el reglamento europeo de concentraciones (el artículo 21 de esta norma) y solicitar la retirada de las condiciones incompatibles con la legislación comunitaria.

Competencia exclusiva

Bruselas recuerda que tiene competencia exclusiva sobre las regulaciones de dimensión comunitaria, sobre las que los Estados miembros no pueden aplicar su legislación nacional. Tampoco pueden adoptar medidas para prohibirlas o perjudicarlas, excepto si esas medidas protegen intereses distintos a la competencia y son necesarias y proporcionadas, además de compatibles con la normativa europea.

La seguridad pública, la pluralidad de los medios y las reglas prudenciales son los únicos intereses considerados legítimos por Bruselas e incluso en esos casos las medidas deben ser proporcionadas y compatibles con las leyes europeas.

La Comisión Europea ya dio el pasado 25 de abril su visto bueno a la propuesta de compra de la alemana E.ON sobre Endesa, al considerar que no afectaría negativamente a la competencia en el Espacio Económico Europeo.

E.ON no hace comentarios

La compañía alemana de suministro energético ha rechazado hoy comentar las advertencias que la Comisión Europea ha hecho al Gobierno español sobre las condiciones impuestas a la fusión con la eléctrica Endesa. Una portavoz de E.ON ha sido tajante al asegurar a los medios que "no comentamos esta información".