El análisis de la semana

Los planes bursátiles ganan la mitad que el Ibex 35

La revitalización de la renta variable, que en el caso del mercado español se ha situado en máximos anuales, ha dado algo más de optimismo a los planes de pensiones bursátiles. A pesar de todo, sus rentabilidades están lejos de alcanzar los niveles del Ibex 35, el índice más representativo del mercado español, y de los fondos de renta variable que invierten en la Bolsa española.

En lo que llevamos de año, los planes de Bolsa, que gestionan unos 3.800 millones, presentan una ganancia del 6,22% media ponderada mientras que en los doce últimos meses la rentabilidad es del 13,74%. Es decir, la mitad del Ibex 35 y la mitad de la rentabilidad media que obtienen los fondos de inversión españoles que invierten exclusivamente en el entorno del Ibex 35, ya que estos últimos han cerrado la semana con una ganancia media del orden del 13,6% en lo que va de año. Esta rentabilidad se compara con el 6,22% de los planes de pensiones.

La diferencia sigue reflejando la enorme dispersión de las carteras de planes de pensiones bursátiles, que operan en mercados muy variados y con un alto grado de diversificación, mientras los fondos de renta variable española operan exclusivamente en la zona del Ibex 35, que este año es una de las más rentables del mundo. La reorientación de las inversiones de los gestores hacia la renta variable española parece haber sido escasa en los planes de pensiones a juzgar por los resultados. En torno a un tercio del patrimonio de los planes de Bolsa invierten en los mercados domésticos.

En cuanto al resto de los planes, los escasos movimientos que se han producido en los mercados de bonos no han provocado modificaciones en las rentabilidades de los planes que operan en estos mercados. Los rendimientos medios de los planes de renta fija a corto se mantienen en torno al 0,27% en lo que va de año y en los de medio y largo plazo el resultado es negativo, con un 0,63% de pérdida desde comienzos de año.