Para invertir

Ferrovial mantiene crédito pese a BAA

El caos vivido en los aeropuertos británicos durante la semana del 10 de agosto, a raíz de la amenaza de atentados contra aviones en ruta entre Reino Unido y EE UU, ha puesto de manifiesto la fuerte exposición del grupo español Ferrovial a los acontecimientos relacionados con BAA, la gestora de aeropuertos adquirida el pasado mes de julio.

La constructora ha visto frenado su rally del último bimestre -se ha revalorizado un 18,1%% entre el 14 de junio y el 18 de agosto- al contabilizar cinco jornadas de pérdidas entre el 7 y el 11 de este mes. Sólo al final de esta semana ha afianzado una tímida recuperación, cerrando el viernes en 61,10 euros, frente a los 60,65 del viernes anterior.

Más allá de la crisis de seguridad en Reino Unido, sobre la acción de Ferrovial se está dejando sentir la decisión de aerolíneas como British Airways y EasyJet de pedir compensaciones a BAA, que controla aeropuertos como Heathrow, Gatwick y Stansted, por sentirse agraviadas con su gestión ante la amenaza terrorista. Otras, como Virgin Atlantic y Ryanair, no descartan demandar a la filial de Ferrovial.

Posibles demandas de las aerolíneas británicas contra BAA afectarían a Ferrovial

La postura de estas compañías fue anunciada el martes día 15, cuando la española cayó un 0,16%. 'Habrá que esperar a conocer los movimientos de las aerolíneas en los próximos días para ver si el castigo es tan leve', dice un analista bursátil que prefiere quedar en el anonimato.

El otro riesgo, de momento despejado, es que las agencias de calificación crediticia rebajen el rating de BAA ante los nuevos costes de seguridad que se verá obligada a abordar y por la pérdida de ingresos en las tiendas duty-free (controla 65 en siete aeropuertos británicos). The Times sugirió esta posibilidad el día 16 y Ferrovial se dejó un 1,21%.

Distintas fuentes coinciden en que la incertidumbre actual que soporta el negocio aeroportuario de Ferrovial no debería afectar más allá del corto plazo a su acción. No obstante el golpe ha sido duro: Ferrovial ha perdido un 5,33% desde el 9 de agosto.

JPMorgan, cuyo consejo es sobreponderar el peso de Ferrovial en la cesta de inversiones, cree que se ha tratado de un descuento exagerado. En palabras de uno de sus analistas, Robert Crimes, 'un 75 % de los costes adicionales que tendrá que afrontar BAA para mejorar la seguridad en sus aeropuertos puede trasladarse a las tasas aeroportuarias'. De este modo, los resultados de la filial sólo se verían afectados por un 25% de estos gastos inesperados.

Caja Madrid Bolsa argumenta que 'el intento frustrado de atentados no tendrá un efecto negativo sobre el tráfico aéreo en Reino Unido', pero ha realizado una estimación suponiendo una caída del 10% en la cifra de viajeros. En ese caso, BAA perdería el 12% de su facturación y el 15% del Ebitda previsto para 2007, lo que ejercería un efecto negativo sobre las cuentas de Ferrovial del 2,1% en la cifra de negocio y del 6,2% en el Ebitda previsto para 2007. 'Una caída del 6% en el Ebitda es significativo y daría lugar a ajustes en la valoración de Ferrovial, sin embargo ese escenario es muy improbable, por lo que aprovecharíamos las últimas caídas para incrementar posiciones'.

Ferrovial concluyó el viernes en 61,1 euros, una posición lejana de los 66,3 euros que Caja Madrid aprecia como resistencia y de los 68 euros que mantiene como precio objetivo. BPI también opina que este es buen momento para comprar al fijar el precio objetivo en 73,9 euros. Para la entidad lusa pesa el hecho de que S&P y Fitch hayan mantenido el rating de BAA. IberSecurities estima recorrido al alza hasta los 80,5 euros y Merrill Lynch sostiene la expectativa en 78 euros.

Anunciada una huelga en Stansted

Una de cal y otra de arena. Ferrovial resultó el viernes adjudicataria, a través de su filial de handling Swissport, de la gestión de 12 aeropuertos en Perú. La concesión es por 25 años y la inversión prevista durante ese periodo se encuentra entre 100 y 125 millones. La noticia de la retirada de su único competidor en el concurso, Aeropuertos Unidos del Perú, animó la acción de Ferrovial el jueves (0,25%), pero no pudo con el efecto de una noticia del viernes, cuando ceció un 0,08%.

Swissport se enfrenta a una posible huelga por parte del personal de tierra del aeropuerto londinense de Stansted. El paro está previsto para el último fin de semana de agosto y no será el único que toque de cerca a Ferrovial. Los conductores del tren que une Gatwick con el centro de Londres han anunciado cinco jornadas de huelga entre agosto y septiembre. Ambos sucesos complicarán la vida de viajeros y aerolíneas, además de amenazar puntualmente a Ferrovial.