Dureza

El regulador portugués estudia imponer condiciones duras en la opa sobre PT

Todavía no se conoce la decisión final, pero varios medios portugueses apuntan a que el regulador de la Competencia en ese país va a imponer condiciones bastantes duran en la opa que la eléctrica Sonae ha lanzado sobre Portugal Telecom (PT).

La clave está en que Sonae ha lanzado la opa hostil a través de su filial Sonaecom y ésta es dueña de una licencia de telefonía móvil. Si la compra triunfa, una misma compañía tendrá dos operadoras celulares.

Por ello, por una parte se maneja que Sonae tenga que vender parte del espectro que tendrá en unos plazos bastantes breves y con unas condiciones de interconexión -el precio que cobra a sus rivales por usar su red- rigurosas. Pero también hay informaciones que dicen que el regulador ha abierto una consulta entre una treintena de empresas para sondear si hay alguna dispuesta a comprar una de las dos licencias de móvil que tendrá Sonae.

Eso implica que las autoridades de competencia forzarán a la nueva dueña de Portugal Telecom a vender una parte importante de sus posesiones.

La prensa lusa asegura que Sonae reunirá a su consejo cuando sepa las condiciones para decidir si sigue adelante con la opa o la retira, al considerar que son demasiado duras.